Insistiendo en que no se necesita del hackeo para ello, este martes el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador confirmó que si se contempla crear una línea aérea.

Dijo que esta comenzaría a operar a finales de 2023, cuyo proyecto apenas hace 15 días fue presentado durante su supervisión al Tren Maya en Yucatán.

Dijo que el mismo es totalmente rentable y estaría a cargo de la empresa “Olmeca-Maya-Mexica” y sería parte del sistema aeroportuario y ferroviario que administraría.

La compañía sería netamente de control militar y con pilotos que que la SEDENA tendría destinados a vuelos comerciales.

La nueva empresa, comenzaría a operar con 10 aviones, propiedad del Gobierno de México, a destinos que se han dejado de cubrir tras la quiebra de la empresa Mexicana de aviación.

Dentro de estos aparatos estaría incluido el polémico avión presidencial, reveló.

Este, sería utilizado en las rutas internacionales y otras nacionales, todas que tenia concesionadas Mexicana de Aviación, y que derivado de que para obtenerlas privados necesitan pagar derechos que el Gobierno de México no.