El Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior (Comce) prevé afectaciones en la industria automotriz en caso de que México no llegue a acuerdos y pierda el panel de controversia contra los gobiernos de Estados Unidos y Canadá por la política energética mexicana que favorece a las empresas productoras del Estado por encima de las extranjeras.

La industria automotriz, que en el periodo de enero a septiembre de 2022, representó el 30.68% del total de las exportaciones mexicanas y cuyo destino principal fue el mercado de Estados Unidos, estaría expuesta a aranceles en sus principales productos, señaló Fernando Ruiz Huarte, director general del Comce.

“El tema sería en caso de que hubiera un panel y lo perdiéramos, una de las represalias que se habla en los pasillos es justamente de estos productos además de los temas del agro”, puntualizó.

En el caso de la industria automotriz, las camionetas SUV y pick ups pasarían de un arancel cero a 35%, mientras que para los tractocamiones sería de 20%.

“A lo que más exportamos de automóviles, entre camionetas que llaman SUVs, pick ups, tenemos el 75% del total de lo que exportamos en la industria automotriz. Por otro lado, vienen los camiones, los tractocamiones que también se han convertido en México en el principal exportador y proveedor de los EU ya que el 90% de la producción va para allá”, refirió Ruiz Huarte.

“Esto se daría siempre y cuando se rompieran las consultas que hoy se están llevando a cabo”, aclaró.

Señaló que los cambios que se han dado en la Secretaría de Economía son preocupantes, pero confía en que las nuevas llegadas abonen en los diálogos pendientes en los temas de comercio exterior, además de que al interior de la dependencia se quedó el resto del equipo de trabajo.

En sesión informativa con medios de comunicación, el Comce anunció la realización del XXVIII Congreso del Comercio Exterior, que se llevará a cabo el 1 y 2 de diciembre, en el que analizarán temas relacionados con el desarrollo del sector, tales como la desaceleración de la economía mundial, los tratados de libre comercio con los países, la relocalización de las cadenas globales de valor y la importancia del e-commerce como herramienta para el desarrollo de las empresas.

Fuente: 24 horas