El Décimo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa en ciudad de México le otorgó un amparo a Ramón Eduardo Pequeño García, ex jefe Antidrogas de la Policía Federal, que ordena a la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) descongelar sus cuentas bancarias. Las autoridades lo investigan por el posible delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Los magistrados confirmaron el fallo del Juzgado Séptimo de Distrito en Materia Administrativa del primer circuito, quien en febrero pasado le concedió al ex funcionario la protección de la justicia federal, al considerar que la inclusión en lista de personas bloqueadas e inmovilización de cuentas bancarias fue inconstitucional, porque el bloqueo se concretó previo a que la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) lo solicitara a la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF).

De acuerdo con el expediente “el bloqueo de las cuentas bancarias no se realizó con motivo del cumplimiento de un compromiso internacional adoptado por el Estado mexicano, en el cual se estableciera de manera expresa la obligación compartida de implementar este tipo de medidas ante solicitudes de autoridades extranjeras, o bien, por el cumplimiento de una resolución o determinación adoptada por un organismo internacional o por una agrupación intergubernamental, que sea reconocida con tales atribuciones por México a la luz de algún tratado internacional”.

Por ello, la juez estimó que la decisión de la UIF de bloquear las cuentas no obedeció a una petición expresa previa de un organismo internacional, sino que fue producto de su propia valoración y conforme a la normativa nacional (supuesto en el que su facultad no es constitucionalmente válida en términos de la multicitada jurisprudencia). “El proceder de la Unidad Inteligencia Financiera, al emitir el acto reclamado, se sustentó única y exclusivamente en el derecho interno, por lo que tal proceder no está ajustado a la jurisprudencia de la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación”, señala el fallo.

Las cuentas que se ordenó liberar son: BBVA Bancomer, Libretón; Inversión Banca Patrimonial y de las tarjetas Vida, Azul y Platino, Banamex¸ Banco Invex y de CI Banco.

Ramón Eduardo Pequeño García, ex jefe de Inteligencia de la Policía Federal formaba parte del círculo más cercano de García Luna desde la Agencia Federal de Investigaciones (AFI) en el sexenio de Vicente Fox.

García Luna fue detenido en diciembre de 2019 por autoridades de Estados Unidos. Es acusado de corrupción y crimen organizado por garantizar impunidad para el cartel de Sinaloa, cuando ocupaba cargos como funcionario público.

Pequeño García fue titular de la División de Seguridad Regional de la Policía Federal (PF) de 2008 a 2009. Después, de 2009 a 2013 encabezó la División Antidrogas de la PF cuya misión era combatir a los cárteles, entre ellos al de Sinaloa, así como a la producción, tenencia y tráfico de estupefacientes. Más adelante, de 2013 a 2015, fue titular de la División de Inteligencia de la PF.

Fuente: La Jornada