La Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados aplicó recortes a los órganos autónomos por 6,437 millones de pesos, con un mayor castigo al INE, para aumentar los recursos a las pensiones de la Secretaría del Bienestar y reforzar atención a la violencia contra las mujeres.

Según la edición digital de Reforma, el proyecto de dictamen se distribuyó este domingo (6) a los diputados y será puesto a discusión y votación mañana lunes a las 5 de la tarde, sin que se hayan atendido la mayoría de peticiones de reasignaciones presupuestales para mejorar programas de educaciónsaludcamposeguridad e infraestructura.

El proyecto quedó prácticamente igual, con lo que se ignoraron propuestas de Parlamento Abierto y de las comisiones ordinarias de la Cámara.

De los recortes, por 6,437 millones de pesos a los órganos autónomos, 4,475 millones se aplicarán al Instituto Nacional Electoral (INE).

Con ello, el órgano electoral pasa de 24,696 millones de pesos a 20,221 millones de pesos para el próximo año, cuando arranca la elección presidencial.

Al Poder Judicial se le hace un recorte de 1,425 millones de pesos, de los cuales 1,286 se aplicarán al Consejo de la Judicatura y el resto en la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) se le restan solo 35.2 millones de pesos, por lo que quedará su presupuesto en 2,980 millones de pesos.

Al Senado se le restan 140 millones de pesos y su presupuesto queda en 4,728 millones.

A la Cámara de Diputados, la Comisión de Presupuesto solo le quita 204.2 millones y se queda con una asignación de 8,572 millones de pesos para el próximo año.

En tanto, a la Auditoría Superior de la Federación se le quitan 122.2 millones de pesos y su gasto para el próximo año quedará en 2,693 millones de pesos.

Al resto de órganos autónomos el castigo es menor, como a la Comisión Federal de Competencia Económica, que se le quitan 33.5 millones de pesos; al Instituto Nacional de Telecomunicaciones, 17 millones de pesos; y al Instituto Nacional de Acceso a la Información y Protección de Datos Personales, solo 18 millones.

En la redistribución de recursos, todo se destina al gasto del Gobierno federal, como en el caso de la Secretaría del Bienestar, concentra la mayoría de los recursos, pues se le entregarán 6,342 millones de pesos de los recortes a los órganos autónomos.

El programa de Pensiones a Adultos Mayores recibirá 3,841 millones de pesos extras y las pensiones a Personas con Discapacidad 2,500 millones.

Con ello, los recursos de esa secretaría pasan de 408,290 millones a 414,632 millones de pesos para 2023, con lo que supera a la Secretaría de Salud, que tendrá 402,276 millones de pesos.

En las reasignaciones, precisó Reforma, se refuerzan acciones para prevenir y atender la violencia contra las mujeres, luego de que fue uno de los reclamos más fuertes que se recibieron en la Comisión de Presupuesto durante las reuniones de análisis de la propuesta presupuestal.

A la Secretaría de Gobernación se le reasignaron 47.5 millones de pesos, de los cuales 19.5 millones de pesos van al Programa para Refugios; otros 14.4 millones adicionales serán para el programa de Promoción de la Atención y Prevención de la Violencia Contra las Mujeres y 13.5 millones de pesos van a Apoyo a las Instancias de Mujeres en las entidades federativas.

En el aumento a entidades no sectorizadas, se aumentan 40.1 millones de pesos para la Atención a Víctimas y solo 7.7 millones a programa para el Bienestar Integral a los Pueblos Indígenas.

En los anexos, se ratifica la asignación de 9 mil millones de pesos para la Ciudad de México para la Conservación de Infraestructura Carretera.

Fuente: reforma