La cumbre de la Alianza del Pacífico se realizará en la Ciudad de México del 23 al 25 de noviembre, confirmó esta mañana el presidente Andrés Manuel López Obrador, y no en Oaxaca, como en principio se tenía programada.

Durante su conferencia de prensa de este lunes en Palacio Nacional, el mandatario mexicano confirmó la presencia en el foro de sus homólogos de Chile, Gabriel Boric, de Perú, Pedro Castillo, y de Colombia, Gustavo Petro, naciones que junto a México conforman la Alianza.

Asimismo, agregó López Obrador, acudirán como invitados los presidentes de Ecuador, Guillermo Lasso –pues se pretende incorporar a ese país en la Alianza del Pacífico—; y de Argentina, Alberto Fernández. El presidente electo de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva también fue convocado por el anfitrión, aunque no ha definido si podría asistir debido a la crisis poselectoral generada por la posición del candidato perdedor, el aún presidente Jair Bolsonaro.

La Alianza del Pacífico “ya no va a ser en Oaxaca, va a ser en la Ciudad de México. El día 23 viene el presidente Boric, el 24 el presidente Fernández, estamos esperando la confirmación de Lula, presidente electo; viene el presidente de Ecuador, y los de Perú y Colombia. Pero es (la cumbre) 23, 24 y 25 (de noviembre)”.

El jefe del Ejecutivo federal fue interrogado sobre la política histórica exterior mexicana, pero en su respuesta acotó que su administración se diferencia de otras, como el “vergonzoso” episodio del “comes y te vas”, que le soltó en alguna ocasión el ex presidente Vicente Fox (PAN) al líder de la Revolución cubana, comandante Fidel Castro.

“Aquí no se aplica el ‘comes y te vas’, sencillamente. Quedó demostrado cuando la Cumbre (de las Américas que se realizó en junio en Los Ángeles), dijimos o vamos todos o México no participa, o no participa el presidente. Y el ‘comes y te vas’ es una vergüenza, es una afrenta a nuestra política exterior.

“¿Cómo por que viene un presidente de Estados Unidos (George W. Bush) y no quiere reunirse con otro presidente o no quiere que esté presente otro presidente, el mexicano (Fox) le dice a ese presidente incómodo, en este caso el comandante Fidel Castro, ‘comes y te vas’ porque va a venir el otro y no quiere encontrarse contigo. Es una vergüenza”.

López Obrador no sólo lanzó las naves contra el panista por este episodio, remarcó que también le corresponde responsabilidad al entonces canciller, Jorge Castañeda, que estaba junto al mandatario. Con cierta ironía dijo: “Internacionalista, estudioso, académico, de altos vuelos, casi le estaba soplando ahí lo que tenía que decirle (a Castro). No sé si la frase ‘comes y te vas’ es de Fox o se la sopló Castañeda”.

El tasqueño también se pronunció por la reforma a la Organización de Estados Americanos, a fin de convertirla “en lo que debe ser, un organismo imparcial, que ayude como árbitro, como juez auténtico, verdadero, en las diferencias que puedan presentarse en América, que no esté subordinada a ningún país, a ningún gobierno, que no sea un apéndice de ninguna hegemonía”.

Insistió en la integración no sólo Latinoamérica y el Caribe, sino de toda América, incluyendo a Canadá y a Estados Unidos.

Para ello, dijo que se han dado señales positivas por políticas de Washington hacia la región y condiciones “inmejorables” por el triunfo de Lula en Brasil.

“Ha habido signos positivos diría, otros no. Es positivo el que se haya reconocido sin dilación el triunfo del presidente Petro, en Colombia; es positivo el que se haya reconocido el triunfo de Lula; es positivo el que no tengan una actuación injerencista en el caso de Perú, porque se ve que ahí es más la alianza de derecha, el conservadurismo; es positivo también que se estén reiniciando relaciones de Estados Unidos con Venezuela; es positivo el que no se hayan pronunciado en contra, que no deberían de hacerlo pero antes sí actuaban así con mucho protagonismo, en el restablecimiento de relaciones entre Colombia y Venezuela”.

Otro elemento positivo, agregó, fue el respeto que tuvo con México el ex presidente estadunidense Donald Trump, y el que hoy tiene el presidente Joe Biden.

“Si acaso… Bueno no, no… Quiero hablar de lo positivo porque hay elecciones mañana en Estados Unidos y mejor nos quedamos callados, mañana hay elecciones que son muy importantes”.

Interrogado también sobre la postura que por décadas ha mantenido México de reconocimiento a la República Saharaui y su autodeterminación, López Obrador dijo que esa posición se mantendrá.

Fuente: La Jornada