En casi cuatro años de su gobierno, el presidente López Obrador miente sistemáticamente e incumple sus promesas en materia de seguridad, además de utilizar uno de los casos más dolorosos para la sociedad mexicana, el de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotizinapa, como plataforma de campaña, aseguró la senadora Kenia López Rabadán.

“La promesa de seguridad que hizo el presidente López Obrador no se va a cumplir. El Gobierno federal ha mentido sistemáticamente sobre esta tragedia, durante estos casi cuatro años de gobierno, ha habido un cúmulo de tropiezos, mentiras y ocultamiento de información por parte de la administración de Morena”, dijo.

Agregó que este desaseo en la investigación se debe exclusivamente a la necesidad del Presidente “de seguir usando la tragedia de Iguala como plataforma de campaña”.

En el marco de su conferencia “La Contramañanera”, reiteró que en el caso Ayotzinapa, mintieron, inventaron, ocultaron y anunciaron una nueva verdad que hoy puede ser falsa.

“Nos hemos enterado por los Guacamaya Leaks que las Fuerzas Armadas instruyeron a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos para que determinara la conclusión de una queja interpuesta por las madres y padres de los normalistas”, explicó.

En ese sentido, consideró muy lamentable que la institución que tiene la obligación constitucional de proteger, respetar, garantizar y defender los derechos humanos de los mexicanos, reciba órdenes del Gobierno federal y se convierta en un esbirro de los intereses de esta administración que tanto ha lastimado al pueblo de México.

“Si bien la CNDH hizo un pronunciamiento el día de ayer para desmentir lo que hoy es público, la realidad es que sólo lo hicieron para demostrar, una vez más, que cumplen con los mandatos del gobierno de López Obrador. Otra vez demuestran que han perdido su independencia y autonomía”, apuntó la vicecoordinadora del PAN en el Senado.

Añadió que es terrible que una institución conquistada por los mexicanos a través de la democracia, se doble ante el poder presidencial autoritario.

“Afortunadamente, pronto estará la señora Piedra en el Senado de la República para comparecer. Ha incumplido con sus obligaciones, se ha extralimitado en sus facultades y evidentemente ha renunciado a ser el órgano autónomo protector de los derechos humanos. Debe explicar sus acciones, dar la cara y, por supuesto, decirle al pueblo de México la verdad”, sentenció.

Al referirse a los casos de violencia en contra de mujeres en la Ciudad de México, aseguró que es lastimoso que la capital del país sea la cuarta entidad más peligrosa para este sector de la población.

“En la última semana nos hemos enterado por distintos medios de comunicación, de los asesinatos de al menos ocho mujeres en la capital: Cinthya, Rocío, Estefanía, Leslie, Ariadna, Lidia, María Elena y Margarita, han sido mujeres que, lastimosamente para ellas, para sus familias y para toda la sociedad, han sido asesinadas”, lamentó.

López Rabadán expuso que la Ciudad de México ha tenido un incremento muy preocupante en los delitos cometidos en contra de las mujeres y las cifras del propio gobierno demuestran que en lo que va de este año, la entidad ocupa el primer lugar en violencia familiar y el deshonroso segundo lugar en todo el país en víctimas de trata de personas, corrupción de menores y violación.

“Esto se debe, lamentablemente, al abandono de la ciudad por parte de la Jefa de Gobierno, quien en su ambición política ha dejado sus responsabilidades y se ha ido de manera constante a promover ilegalmente su imagen. Como si la Ciudad de México no se estuviera cayendo a pedazos, la señora Sheinbaum sigue en su campaña que es una afrenta a la ley”, afirmó.

La legisladora panista aseveró que, en lugar de promocionarse ilegalmente, como lo hizo este fin de semana en Sinaloa, Sheinbaum Pardo debería ocuparse de las mujeres que son asesinadas en la capital del país.