Desde que estalló la pandemia de coronavirus, el virus ha acumulado diversas variantes, algunas más peligrosas que otras.

Una de las últimas alteraciones ha llamado la atención por tener un extraño nombre: perro del infierno.

¿Cómo surgió este nombre?

El origen de este apodo ha surgido en redes sociales, algunos internautas la han bautizado como ‘perro del infierno’, haciendo referencia a la mascota de Hades, dios de la mitología griega y que cuida las puertas del inframundo.

Síntomas de la variante ‘Perro del Infierno’

Los síntomas de esta nueva variante BQ.1 y sus subvariantes, produce los siguientes problemas de salud:

  • Dolor de garganta
  • Tos
  • Malestar general
  • Afonía
  • Diarrea
  • Secreción nasal

Expertos advierten que esta variante, ligada a omicrón, será mayoritaria a finales de noviembre y principios de diciembre y podría ser 10% más contagiosa.

Te recomendamos no bajar la guardia, seguir usando cubrebocas y gel antibacterial.