El senador Ricardo Monreal presentará una iniciativa con proyecto de decreto que reforma la ley del IVA en materia de tasa cero a prótesis y ortesis, en favor de la población con discapacidad, deficiencias físicas y limitaciones funcionales, sobre todo, de los sectores con menor disponibilidad de recursos económicos que padecen estas limitantes.

En el documento explica que en México, cerca de un millón de personas viven sin alguna extremidad y cada año hay 100 mil nuevos casos. Dos tercios se presentan en las personas mayores de 60 años. Las principales causas que originan las amputaciones son traumatismo, cáncer, diabetes y enfermedades vasculares.

El legislador informó que según la Organización Mundial de la Salud, las discapacidades y las deficiencias físicas o limitaciones funcionales van en aumento, debido al envejecimiento de la población, así como al incremento de las enfermedades crónicas, con mayor incidencia en los países con ingresos bajos.

Por tanto, dice, las tecnologías auxiliares cumplen una importante función porque habilitan a las personas con discapacidad a manejarse en la vida y participar. No obstante, la dificultad para acceder a las ayudas técnicas para personas con discapacidad les impide salvar el principal obstáculo de su deficiencia, no permitiendo el desarrollo de una vida independiente o plena de participación social.

Monreal Ávila explica que el acceso a las ayudas técnicas de las personas con discapacidad o movilidad reducida, les permitirá tener un índice de mayor productividad y desarrollo de sus capacidades y talentos. Sin embargo, argumenta, el costo elevado de los productos de ayudas técnicas repercute en el gasto medio de la renta familiar, por lo que las posibilidades de financiar si compra son menores.

De tal forma que, para que los derechos humanos de las personas que requieren de ayudas técnicas sean respetados, se les debe de facilitar el acceso a las ayudas para la movilidad y dispositivos y tecnologías de apoyo. Sin acceso a prótesis u ortesis, las personas que las necesitan suelen quedar excluidas, aisladas y encerradas en la pobreza, lo que incrementa la carga de morbilidad y discapacidad, puntualizó.