El rey Carlos III fue recibido a huevazos por un hombre que se encontraba entre la multitud cuando el monarca y su esposa Camila, reina consorte, ingresaban a York, en el norte de Inglaterra.

A su paso por Micklegate Bar, una puerta medieval donde se recibe tradicionalmente a los monarcas de la ciudad, Carlos III fue atacado mientras saludaba a la gente.

En videos captados se ve cómo llueven huevos, pero ninguno de ellos logró impactar en el nuevo monarca de Reino Unido, ya que terminaron en el suelo.

El rey se percató que le habían lanzado huevos, pero siguió saludando a la gente, mientras que policías lograron ubicar al responsable y fue detenido, de acuerdo con la agencia británica PA.

“Este país se construyó con la sangre de esclavos”, gritó el hombre mientras forcejeaba con los policías antes de ser detenido.

Fuente: agencia PA