El proyecto del Tren Maya es el mayor generador de empleos en el sureste mexicano, pues se han creado hasta el momento 100 mil fuentes de trabajo para la construcción de esta obra, además de los 11 mil que se han creado para la fabricación de los trenes, en Ciudad Sahagún, Hidalgo.

Así lo dio a conocer esta mañana el director general del Fondo Nacional de Fomento al Turismo, Javier May Rodríguez, quien es el encargado del gobierno federal para la obra.

Al presentar un informe sobre los avances del proyecto en la mañanera de este viernes del presidente Andrés Manuel López Obrador, que se realiza en la zona aérea ubicada en esta capital, el funcionario refirió que éste representa “la mayor inversión púbica realizada en el sureste mexicano, por lo que se llevan a cabo acciones sociales para atender las desigualdades históricas de la región, que se suman a la atención de los programas del bienestar”.

Descartó que el Tren Maya vaya a generar mayores problemas en el suministro de electricidad en la zona. “No será un problema de energía eléctrica para la población de la Península, significará por el contrario una solución para esta región que suele sufrir de apagones”, de acuerdo con May Rodríguez.

Indicó que para la electrificación del proyecto ferroviario la Comisión Federal de Electricidad realizará 53 obras, de las cuales 43 serán subestaciones eléctricas y 10 líneas de transmisión.

“Con estas obras la capacidad del suministro eléctrico en la Península aumentará 150 por ciento al pasar de 3 mil megawatss en 2022 a 4 mil 521 en 2024, esta capacidad aumentada garantiza el suministro requerido de 2024 que será de 2 mil 642 megawatss ya con tren en marcha. En suma, con las nuevas obras la oferta de energía eléctrica de la CFE será 42 por ciento mayor que la demanda eléctrica para 2024”.

El Tren Maya, agregó el funcionario, transitará por Quintana Roo, Yucatán, Campeche, Tabasco y Chiapas a lo largo de mil 554 kilómetros; cruzará por 40 municipios y 181 localidades; y tendrá 20 estaciones y 14 paraderos.

En el caso de Yucatán contará con 298 kilómetros, de los cuales 217 serán vía doble electrificada; pasará por 19 municipios y 43 localidades; en este estado habrá cuatro estaciones, tres paraderos, dos bases de mantenimiento, un taller y dos subestaciones eléctricas nuevas. Además, como parte del proyecto se construyen en la entidad 115 obras complementarias, entre viaductos, puentes, pasos de faunas y vehiculares.

May Rodríguez afirmó que con esta vía se fortalecerá el medio ambiente, pues va acompañado con el programa Sembrando Vida, con el que se reforesta el sureste con 500 millones de árboles; habrá nuevas áreas naturales protegidas en la región, como los parques del Jaguar, Nuevo Uxmal y Calakmul II; además que se trabaja en el mejoramiento de 26 zonas arqueológicas.

En el caso de este estado, dijo, el mejoramiento es para cuatro de esas zonas históricas y se moderniza la autopista Mérida-Cancún.

Se trabaja, añadió, en la construcción de 42 trenes híbridos, que usarán energía eléctrica o diésel tipo UVA, “que es más limpio, con menor contenido de azufre. Y en toda la Península se va a proveer ese combustible para la industria”.

En los 42 trenes que transitarán a lo largo de la ruta, sumarán 129 vagones. Habrá convoyes cortos, de cuatro vagones con capacidad para 230 pasajeros y 98.5 metros de longitud; y largos, de siete vagones, para 450 pasajeros y 169 metros de largo.

La fabricación de éstos inició en septiembre de este año, y la primera caja, asevero el funcionario, se tendrá lista para este mes, y el primer tren completo se entregará en julio del próximo año.

Fuente: La Jornada – Emir Olivares