El presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Senadores y coordinador del grupo parlamentario de Morena, Ricardo Monreal, dijo que se necesario modificar la Constitución para poder cambiar el método de designación de los consejeros del INE.

«No hay forma» de cambiar el método de designación de los consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE) ni la integración del Congreso de la Unión, sin reformar la Constitución, aclaró Ricardo Monreal Ávila.

Esto, luego de que el presidente Andrés Manuel López Obrador adelantó la mañana de este martes que ante la imposibilidad de que el Congreso apruebe una reforma constitucional en materia electoral a partir de su iniciativa, que sería “lo ideal’’, porque Morena y sus aliados no cuentan con los votos suficientes para lograrlo, una vez desechada su propuesta presentaría una nueva iniciativa de reformas a la legislación secundaria.

«Como es tan importante el que haya democracia, pues es probable que yo envíe una reforma a la ley que no requiere de dos terceras partes (de los votos para su aprobación, sino solamente de mayoría absoluta)», explicó el mandatario mexicano con respecto a su «plan B».

Aseguró que es posible, sin violar la Constitución, “proponer en una ley o alguna reforma a la ley electoral que se elijan a los consejeros y magistrados del INE y del Tribunal Electoral; que sea posible que no haya (legisladores federales) plurinominales, que en vez de 500 (diputados federales) sean 300’’.

Sin embargo, para el presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Senadores y coordinador del grupo parlamentario del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) la nueva propuesta planteada por el mandatario mexicano es inviable.

«No hay forma. (Se) Tiene que modificar la Constitución» insistió.

Y luego agregó: “Yo tengo la impresión, sin poderlo comprobar, que el plan B es algo similar a (lo que sucedió con) la reforma eléctrica, porque no hay forma de que la mayoría calificada se construya en la Cámara de Diputados dado el anuncio de ayer del presidente del PRI.

«El presidente del PRI siente que no se ha cumplido con los acuerdos de la última reforma en materia de seguridad y la agresión, sobre todo, del estado de su origen sigue persistente, y eso aleja la posibilidad de acuerdos; por eso no creo que el PRI acompañe la reforma y, sin el PRI, no se lograría la mayoría constitucional».

La lógica parlamentaria obliga a pensar, dijo, que no se reunirá en la Cámara Baja la mayoría calificada requerida para la concreción de la reforma constitucional en materia electoral en viernes.

«Y, por tanto, el presidente de la República o los legisladores de la mayoría están pensando en un plan B, similar a la reforma eléctrica, que ustedes recordarán que en el momento en que se rechazó la reforma constitucional en materia eléctrica, surgió de inmediato la modificación a la ley ordinaria en materia de litio, y eso fue lo que se aprobó por la mayoría simple en ambas Cámaras».

Finalmente, anticipó que las enmiendas a la Ley de Medios de Impugnación y a la ley electoral sí podrían concretarse “porque esas no requieren mayoría calificada’’.

Fuente: El Economista