Dada la desaceleración prevista para Estados Unidos y el efecto en las tasas de interés, Grupo Financiero Monex ajustó a la baja sus estimaciones de crecimiento económico para México en 2023, pasando de un 1.4% hasta 0.6%.

En contraste, para 2022 Monex modificó al alza sus proyecciones desde 1.7% hasta 2.5%, debido al buen desempeño que ha mostrado la economía mexicana pese a las adversidades en el entorno internacional.

“Si bien, 2022 ha sorprendido para bien, va a ser difícil que estos vientos favorables se mantengan intactos”, externó Marcos Daniel Arias Novelo, economista de Monex.

Para 2023, los principales factores que consideraron para bajar sus proyecciones económicas para el siguiente año fueron la estrecha relación comercial entre entre México y Estados Unidos impactaría desde la parte de las remesas y las exportaciones; mientras que desde la política monetaria restrictiva del banco central para combatir los elevados niveles de inflación.

El economista explicó que “hay un efecto de rezagos en las tasas de interés, tardas entre seis y 10 meses en observar el efecto tanto en crecimiento como en inflación, entonces, este efecto lo vamos a ver en mayor medida en 2023”.

En la presentación de sus perspectivas económicas, expusieron que los principales riesgos internos en el panorama económico se centran en altas tasas de interés por tiempo prolongado, diferencias en la relación con Estados Unidos, posibles multas por el panel de controversias por la política energética de México, principalmente.

En el entorno mundial, los riesgos apuntan a la prolongación de la guerra en Europa del Este, una recesión o desaceleración de la economía norteamericana más prolongada y profunda de lo previsto, así como la persistencia de mayores presiones inflacionarias.

Fuente: 24 horas