El Pleno de la Cámara de Senadores ratificó con mayoría de votos 302 ascensos de diversos grados del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos, pertenecientes a la Secretaría de la Defensa Nacional y propuestos por el Ejecutivo federal, en los que destacó el nombramiento de cinco nuevos Generales de División. 

Los ascensos al grado inmediato superior fueron de la siguiente manera: cinco generales de Brigada a General de División; 28 generales Brigadieres a General de Brigada de Arma; cinco generales de Grupo diplomados de Estado Mayor Aéreo a General de Ala Piloto Aviador; un general Brigadier a General de Brigada de Servicio; 25 coroneles de Infantería, ocho Coroneles de Caballería, cinco coroneles de Artillería y seis coroneles Zapadores a General de Brigada de Servicio. 

Así como 44 generales Brigadieres a General Brigadier de Arma; 13 coroneles a General de Grupo Piloto Aviador; 19 coroneles a General Brigadier de Servicio; 99 tenientes coroneles a coronel de Arma; 15 tenientes coroneles a Coronel de Fuerza Aérea Piloto Aviador; 62 tenientes coroneles a Coronel de Servicio del Ejército; y 11 tenientes coroneles de Fuerza Aérea a Coronel de Servicio de la Fuerza Aérea. 

Al presentar el dictamen, el presidente de la Comisión de Defensa Nacional, Higinio Martínez Miranda, señaló que la mayoría de los ascensos comenzaron como cadetes del Heroico Colegio Militar que, para llegar a General de División, pasaron muchos años en los que su trabajo, disciplina, vocación y servicio a la patria fueron acreditando sus ascensos. 

El senador Emilio Álvarez Icaza Longoria aseguró que la verdadera transformación de la vida política del país pasa por terminar con el Estado de excepción de las Fuerzas Armadas e incluirlas como instituciones de la democracia. No obstante, dijo, el gobierno los privilegia y agregó que hay información de más de 70 militares en activo que desempeñan cargos civiles, están incluidos en recomendaciones de la CNDH, situación que atribuye a que en el Senado no se hace bien el trabajo.  

La senadora Cora Cecilia Pinedo Alonso, del PT, precisó que del análisis detallado de los documentos que acompañan los nombramientos, se aportan suficientes elementos de juicio para afirmar que los militares a quienes se confieren los nombramientos son idóneos para ser ratificados. Los candidatos cuentan con los requisitos establecidos por la ley en la materia, sostuvo. 

El senador del PAN, Damián Zepeda Vidales, dijo que el Senado no debe dar “cheques en blanco”, porque “es una vergüenza que se aprueben de esta manera” nombramientos tan relevantes en la vida política nacional, sin conocer los perfiles”.  

Por su parte, Rogelio Israel Zamora Guzmán, senador del PVEM, manifestó que, al votar a favor del dictamen se reconoce la dedicación y labor de 302 personas, que han trabajado toda su vida por la carrera militar, la defensa nacional y por el país. 

Los 302 ascensos de diversos grados del Ejército y la Fuerza Aérea Mexicanos, fueron aprobados en lo general y particular con 75 votos a favor, 9 en contra y 3 abstenciones, y se ordenó su comunicación.