Un hombre armado realizó disparos esta madrugada en un club gay en Colorado, donde mató al menos a cinco personas e hirió a 18. Es el peor tiroteo masivo en el país en un año en el que la retórica homófoba se ha incrementado en círculos extremistas.

La policía recibió un aviso de una balacera en el Club Q a las 23:57 de la noche, indicó la teniente Pamela Castro, de la policía de Colorado Springs.

Había un sospechoso herido que recibió atención médica, añadió Castro. En un primer momento no estaba claro si el agresor había sido baleado por la policía. El FBI está en el lugar de los hechos y asiste en la investigación.

La policía local tuiteó que daría una conferencia de prensa en su centro de operaciones a las 8 de la mañana.

Club Q es un local dirigido a la comunidad LGBTQ que organiza un espectáculo llamado “Drag Diva Drag Show” los sábados, según su página web.

“Club Q está consternado por el absurdo ataque a nuestra comunidad”, escribió el establecimiento en su página de Facebook.

El comunicado indicó que sus oraciones estaban con las víctimas y sus familias. “Agradecemos las rápidas reacciones de clientes heroicos que redujeron al tirador y pusieron fin a este ataque de odio”.

El motivo del ataque no estaba claro en un primer momento, pero el suceso recordó a la masacre de 2016 en el club Pulse de Orlando, Florida, donde murieron 49 personas.

El tiroteo ocurrió en un estado que ha registrado varios asesinatos masivos, como el de la secundaria Columbine, otro en un cine de un suburbio de Denver en 2012 y uno en un supermercado Boulder el año pasado.

El 31 de junio, miembros del grupo neonazi Patriot Front fueron detenidos en Coeur d’Alene, Idaho, y acusados de conspiración para amotinarse en un acto de la comunidad LGBTQ. Los expertos advirtieron que los grupos extremistas podrían ver la retórica homófoba como una llamada a la acción.

El mes anterior, un pastor fundamentalista de Idaho dijo a congregación en Boise que las personas homosexuales y transgénero debían ser ejecutadas por el gobierno, un mensaje similar a los sermones de otro pastor fundamentalista en Texas.

Fuente: AP