Llego la temporada de fin de año y con ella el arribó de miles de vendedores ambulantes a la zona centro de la Ciudad de México.

Son más de 10 mil los ambulantes los que recientemente se instalaron para vender; pinos sintéticos de navidad, juguetes, ropa, tenis, luces navideñas, herramientas, bicicletas, artículos de electricidad y electrodoméstico entre otros.

Para evadir los operativos de ordenamiento en vía pública, líderes del comercio informal colocaron ‘halcones’ en las equinas y entre calles más concurridas. Estos hombres en su mayoría con chalecos tácticos y radios de comunicación, vigilan la actividad policiaca y limitan a los consumidores a tomar fotos o videos de la actividad comercial.

Sin respetar el paso vehicular, ingreso peatonal a los domicilios o la entrada a los comercios establecidos, los más de 10 mil vendedores ambulantes se instalaron en las calles República de Colombia, República de Costa Rica, República de Bolivia, República de Ecuador, República de Venezuela, Del Carmen y callejón de Girón entre otras.

Es evidente que derivado de la instalación de los vendedores de vía pública, imposibilitarían la rápida atención de unidades de emergencia en caso de un siniestro.

Fuente: excelsior