El presidente de Perú, Pedro Castillo, apoyó a la posibilidad de que la próxima cumbre de la Alianza del Pacífico se celebre en su país, tras la suspensión de la que estaba programada en México para este viernes en respuesta a la negativa del Congreso peruano de autorizar el viaje del mandatario y el anuncio del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, de suspenderlo incialmente.

«Agradezco la solidaridad y apoyo del hermano presidente de México, López Obrador , al poner el interés común de nuestros pueblos por encima de cualquier irresponsabilidad política que cierto sector causó al impedir mi viaje a su tan generoso país. Para el Perú, asumir la presidencia pro témpore de la Alianza del Pacífico  no solo es un reto, sino un compromiso para impulsar el avance de los pueblos, que ayudarán al país en su crecimiento para beneficio de todos. A los miembros de este espacio, estamos listos para recibirlos», dijo el mandatario en sus redes sociales.

López Obrador, informó durante la conferencia de prensa matutina que la cumbre de la Alianza del Pacífico, prevista para esta semana en su país, se suspendió debido a que el Congreso peruano no autorizó la asistencia del mandatario Pedro Castillo.

«Se suspendió la reunión de la Alianza del Pacífico porque no le permitieron al presidente de Perú asistir y a él le corresponde (recibir) la presidencia (pro tempore)», dijo López Obrador. «Estamos explorando la posibilidad de hacer un acto en Perú» la primera semana de diciembre, añadió el mandatario.

La Alianza del Pacífico está conformada también por Colombia y Chile. A la cumbre que se llevaría a cabo el jueves y viernes próximos en la Ciudad de México estaban invitados los mandatarios de Costa Rica (Rodrigo Cháves) y Ecuador (Guillermo Lasso). El Congreso de Perú denegó el jueves pasado a Castillo, quien es objeto de investigaciones por presunta corrupción, el permiso para asistir a la reunión, en medio de la crisis política que atraviesa el país andino.

Fuente: excelsior