Al asegurar que todavía hay jueces que liberan a delincuentes en los llamados “sabadazos”, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) propuso una reforma al Poder Judicial para terminar con la corrupción.

En conferencia de prensa desde Palacio Nacional el titular del Ejecutivo aclaró que sin el ánimo de socavar la credibilidad del Poder Judicial se debe reconocer que hay fallas en el ámbito estructural.

“Hay menos impunidad, pero donde sigue habiendo notoriamente impunidad y protección es el caso del Poder Judicial, para liberar a personas que comenten delitos y los liberan porque se integró mal la averiguación, se vuelven muy legalistas, es un problema estructural y puede salir una reforma del Poder Judicial”, dijo.

El primer mandatario sostuvo que en caso de corrupción de dentro del Poder Judicial no se inicia un proceso de investigación.

“No es en el ánimo de socavar la credibilidad del Poder Judicial, es en algunos casos, pero sigue presentándose el problema y no se inicia un proceso de investigación y el Consejo de la Judicatura Federal es para eso, el Ejecutivo no puede intervenir tampoco el Legislativo”, indicó.

Desde el Salón Tesorería el tabasqueño aseguró que en su administración ya no hay vínculos entre la autoridad y el crimen organizado, y recordó como ocurrió con el secretario de seguridad Genaro García Luna, investigado en Estados Unidos por presuntos vínculos con el narcotráfico.

“No hay ningún grupo protegido el que cometa el delito es castigado, no hay acuerdos y no hay negociación. Eso ayuda a los de la delincuencia para que sepa claramente que no se permite la impunidad, que no les vayan a decir, o te preocupes no va a pasar nada, ya es otra cosa distinta, agregó.

Fuente: 24 horas