La mañana de este martes 6 de diciembre la Cámara de Diputados recibirá “el plan b” con el que el presidente Andrés Manuel López Obrador propone cambios al sistema electoral, ello ante un evidente rechazo que la oposición ha anunciado a su propuesta de reforma electoral.

El secretario de Gobernación, Adán Augusto López, informó que la iniciativa a leyes generales será enviada mañana temprano. “Se tiene previsto que mañana se envíe en el transcurso de la mañana. Hay sesión doble citada a las 11 y a las 5 de la tarde así que debe estarlo recibiendo el Congreso en el transcurso de la mañana”, explicó este lunes.

En su conferencia de prensa realizada este lunes en Campeche, el presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció que su partido no tiene los votos que requiere para hacer un cambio a la Constitución.

“No debe de sorprendernos, es normal, no van a votar los del PRI y los del PAN por la reforma constitucional que hemos propuesto, porque como ellos sostienen y muchos más ‘el INE no se toca’ entonces van a detener la reforma, no tienen mayoría pero sí tienen los votos que se requieren para impedir una reforma constitucional de 500 votos, se necesitan 334 para que puede llevarse a cabo la reforma y no los vamos a alcanzar los 334 porque están juntos como siempre el PRI y el PAN”, planteó el mandatario federal.

El “plan b” del presidente López Obrador prevé que algunos cambios al sistema electoral se realicen mediante modificaciones a estas leyes generales:

· Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales (Legipe).

· Ley General de Partidos Políticos.

· Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral.

· Ley General en Materia de Delitos Electorales.

· Ley Federal de Consulta Popular.

· Ley General de Comunicación Social.

No todos los cambios que impulsaba el presidente López Obrador en su iniciativa de reforma a la Constitución pueden ser logrados a través de leyes secundarias, lo que él mismo reconoció.

“Los márgenes que tenemos sin violar la Constitución pues son muy estrechos, pero sí hay dos cosas importantes: uno que se puede llevar en el INE un ajuste en su presupuesto, en el INE no al dinero de los partidos para compactar oficinas porque tienen dos, tres, cuatro oficinas para lo mismo, es muy grande el aparato burocrático, que haya ahorros. Lo otro que se puede, que nos importa mucho, es controlar la compra del voto, el que no se facilite la compra de voto”, planteó.

El mandatario federal recomendó a los legisladores pensar su voto, porque al rechazar cambios trascendentales, están traicionando a los mexicanos.

“Si se tratara de defender al pueblo hasta se les aplaude pero lo que están haciendo es defendiendo la corrupción, quienes están votando así se van a ir a la historia pero al basurero de la historia, la gente los está viendo, luego se enojan cuando les dicen traidores a la patria, lo son”, dijo.

Ante la falta de mayoría calificada que le permita al presidente López Obrador los cambios a la Constitución, en su gobierno ha optado por un plan alterno.

Cuando envió su propuesta de reforma eléctrica, también propuso una iniciativa para modificar la Ley de la Industria Eléctrica con la cual fortalece a la Comisión Federal de Electricidad. Mientras los cambios constitucionales fueron rechazados, los segundos fueron avalados.

Fuente: expansión política