El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) reconoció la elección de la ministra Norma Lucía Piña Hernández como presidenta de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Este martes, al ser cuestionado sobre el relevo en la SCJN el mandatario federal dijo que vio “muy bien” el procedimiento ya que es la primera vez en casi 200 años que una mujer presidirá al organismo:

“Destaco el hecho histórico de que por primera vez una mujer va a ser presidenta de la Suprema Corte de Justicia desde 1825; eso es muy importante”.

Y subrayó que los integrantes de la Corte fueron los que eligieron, con autonomía luego de más de un siglo de que esta no actuara con independencia del Ejecutivo.

De tal suerte -enfatizó López Obrador- que:

“Nosotros no imponemos nada en la Corte, y es tan evidente, aunque no lo quieran aceptar, que la presidenta Piña siempre ha votado en contra de las iniciativas que nosotros hemos defendido”.

Por lo que la renovación de la presidencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación es parte de la “Cuarta Transformación” de México, en el que ningún poder está subordinado al Ejecutivo, situación que es “para bien”:

“Para que haya un auténtico Estado de Derecho, no como antes que había un estado de chueco, y ojalá de manera independiente se lleva acabo una reforma en el Poder Judicial”.

Este 2 de enero en en sesión solemente de la Suprema Corte y tras tres rondas de votación Piña Hernández obtuvo seis votos -y con ello la presidencia del organismo- mientras que su competidor más cercano, Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena logró cinco.

La nueva presidenta de la Corte lo será también del Consejo de la Judicatura Federal y representará al Poder Judicial de la Federación por un periodo de cuatro años, sin reelección.

Fuente: 24 horas