El jueves 5 de enero se capturó por segunda ocasión a Ovidio Guzmán, uno de los hijos de Chapo Guzmán, lo que provocó ataques a diferentes aeronaves de la Fuerza Aérea Mexicana (FAM)por parte de civiles armados para evitar el traslado de El Ratón a la Ciudad de México, inclusive se reportó que uno de los aviones aterrizó sin un motor.

La madrugada de este jueves se informó que el líder de Los Menores, hijo de Joaquín El Chapo Guzmán, fue detenido tras un operativo de la Guardia Nacional y el Ejercito mexicano en Culiacán, Sinaloa.

Horas después, comenzaron los ataques armados hacia los aviones que sobrevolaban Sinaloa, entre ellos un Casa C-295, el cual habría tenido que iniciar una estrategia de emergencia para aterrizar sin un motor.

En redes sociales circularon imágenes de la aeronave a la que supuestamente dispararon durante esta tarde mientras estaba aproximándose al Aeropuerto Internacional de Culiacán.

En los videos se puede ver que el avión comienza a descender en picada, pero sin problemas evidentes, mientras que al fondo se escuchan detonaciones.

Una vez que llegó a la pista, aún con los disparos de fondo y dando un pequeño giro, elementos de la Guardia Nacional se acercaron de inmediato a revisarlo, lanzando agua con un vehículo de los bomberos del aeropuerto.

Según trascendió, la nave de la Fuerza Aérea tuvo que hacer el aterrizaje de emergencia debido a que uno de los motores resultó afectado y dejó de funcionar, además de que se incendió por el impacto que recibió.

Hasta el momento se desconoce qué arma habría logrado afectar a tal grado a una aeronave de la FAM, pero surgieron otros videos en los que se mostró a un grupo de civiles con rifles antimaterial, los cuales son utilizados en contra de equipo militar blindado.

Este ataque fue a causa de que se informó que dos aviones de la FAM salieron del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles para aterrizar en el Aeropuerto Internacional de Culiacán para trasladar a Ovidio Guzmán. Después de estas dos aeronaves, llegaron algunos refuerzos que estaban sobrevolando la ciudad; todas fueron recibidas con balazos desde las afueras de las pistas de aterrizaje.

Este no fue el único ataque a un avión a raíz de la detención de El Ratón, pues una nave de Aeroméxico que volaría de Culiacán a la Ciudad de México fue balaceada cuando se preparaba para el viaje.

El avión con matrícula XABCU, correspondiente al vuelo AM165, sufrió afectaciones en el sistema hidráulico, por lo que la tripulación y los pasajeros descendieron en cuanto el ataque cesó.

Estos repetidos ataques contra aeroplanos causó que el Aeropuerto Internacional de Culiacán cerrara y, además, que varias aerolíneas cancelaran vuelos al norte del país.

Además de los ataques a aviones, Culiacán sufre de narcobloqueos y saqueos desde que comenzó a rumorarse que Ovidio Guzmán fue aprehendido por segunda ocasión.

Hasta el momento, se han reportado al menos dos personas asesinadas por los ataques armados en la capital de Sinaloa, así como una cantidad indeterminada de elementos heridos de la Guardia Nacional y el Ejército mexicano. El titular de la Secretaría de Defensa Nacional (Sedena), Luis Crescencio Sandoval, informó que se contaron 19 bloqueos.

Pese a que se informó que El Ratón fue arrestado en Culiacán por la madrugada, se desconoce en dónde se encuentre. Para las 18:30 horas del 5 de enero solamente se sabe que será trasladado al Penal del Altiplano.

Fuente: Infobae