La Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) inicio una investigación penal y administrativa en contra de servidores públicos por posibles irregularidades en el caso del homicidio de Jorge Claudiovendedor de tamales atropellado por Ken Omar “N” en calles del municipio de Cuautitlán Izcalli.

«En seguimiento al Comunicado 1518/2022, en el que la FGJEM hizo del conocimiento la detención de Ken Omar “N” por su probable responsabilidad en la comisión del delito de homicidio; se informa sobre el inicio de investigaciones a través de sus órganos de responsabilidad, supervisión, control y vigilancia en contra de servidores públicos de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México”, detalló el comunicado.

Derivado de los hechos ocurridos el 24 de diciembre pasado, el fiscal General José Luis Cervantes Martínez instruyó a la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción, la Visitaduría General y el Órgano Interno de Control, para que en el ámbito de su competencia iniciaran las investigaciones para deslindar posibles responsabilidades penales y administrativas en contra de los servidores públicos que tuvieron intervención durante los actos de investigación, dictamen, integración y determinación de la carpeta de investigación correspondiente.

Detalló que agentes del ministerio público, peritos y policías de investigación que intervinieron y actuaron en la indagatoria, fueron separados de sus funciones a efecto de facilitar la actuación de los órganos señalados, toda vez que se presumen irregularidades posiblemente constitutivas de responsabilidad penal y/o administrativa. En caso de que se acrediten, se aplicarán las sanciones a que haya lugar.

Cabe recordar que el pasado sábado 31 de diciembre de 2022, fue reaprehendido Ken Omar “N”, quien presuntamente atropelló y provocó la muerte de Jorge Claudio.

La recaptura se realizó en cumplimiento a una orden de aprehensión del área de Mandamientos Judiciales, de la fiscalía mexiquense.

De acuerdo con los antecedentes de este caso, el pasado 24 de diciembre, Jorge Claudio se transportaba en un triciclo con sus productos cuando fue embestido por el conductor de un auto que circulaba con exceso de velocidad y en aparente estado de ebriedad.

El vendedor de tamales murió en calles de la colonia Santa María Las Torres, mientras que el presunto homicida intentó escapar, pero fue detenido por policías municipales y puesto a disposición ante el Ministerio Público.

Ken de Omar obtuvo su libertad al ofrecer una reparación del daño, sin embargo, el delito fue reclasificado a homicidio calificado, por lo que tras su detención el presunto responsable fue trasladado al Centro Penitenciario y de Reinserción Social de Cuautitlán.

Fuente: excelsior