Luego de una semana de permanecer internado en el hospital tras sufrir un fuerte golpe que le provocó un paro cardiaco, el defensivo de los Bills de Buffalo, Damar Hamlin, finalmente fue dado de alta este lunes e inmediatamente se trasladó a la ciudad donde juega su equipo.

Los profesionales de la salud del Centro Médico de la Universidad de Cincinnati, que se encargaron de atender a Hamlin, destacaron el enorme y alentador progreso en la salud física del jugador, ya que la mañana de este lunes pudo abandonar el nosocomio y trasladarse en avión hacia Buffalo para reencontrarse con sus compañeros.

El progreso de Damar Hamlin ha sido significativo desde que tuvo que ser reanimado en el terreno de juego el pasado lunes tras desplomarse por un fuerte golpe sufrido en el pecho, mismo que le provocó un paro cardiaco. El miércoles por la noche despertó, para el viernes pudo respirar por sí mismo e incluso habló con el equipo a través de una videoconferencia y la última actualización llegó el sábado, cuando los médicos describieron su función neurológica como excelente.

Las últimas noticias fueron dadas a conocer por el propio Hamlin a través de sus redes sociales, donde publicó un mensaje en el que agradeció a sus compañeros por portar el número 3 en sus jerseys durante la victoria ante Nueva Inglaterra y también confirmó su viaje.

«Me dirigí a mi casa en Buffalo hoy con mucho amor en mi corazón. Ver el mundo unirse a mí alrededor el domingo fue realmente una sensación increíble”, escribió el defensivo.

Finalmente, en las últimas líneas de su texto, Damar aseguró que planea devolver todas las muestras de afecto recibidas a lo largo de una angustiante semana.

«El mismo amor que todos ustedes me han mostrado es el mismo amor que planeo devolver al mundo y más. ¡Más grande que el futbol!”. sentenció el jugador.

Damar Hamlin no verá actividad en los playoffs de la NFL hasta que se recupere por completo, ahí los Bills de Buffalo se enfrentarán a los Delfines de Miami el fin de semana.

Fuente: adrenalina