En la sesión presencial de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, diputadas, diputados, senadoras y senadores emitieron comentarios sobre el encuentro entre jefes de Estado de América del Norte, en el apartado de Agenda Política.

Fue un encuentro exitoso

El senador Alejandro Armenta Mier (Morena) afirmó que la reunión trilateral fue en un contexto muy importante para el momento histórico del país, ya que la economía mexicana ha tenido uno de los mejores desempeños durante la etapa postcovid. El presidente de la República tuvo éxito en este encuentro.

Indicó que dicho encuentro fortalece a las economías e hizo votos para que estos grandes acuerdos garanticen que no solo los beneficios sean para las grandes corporaciones, sino que las micro, pequeñas y grandes empresas sean beneficiadas en los tres países “hermanos con los que tenemos este acuerdo; ahora a los congresos nos corresponderá hacer esta tarea trilateral en materia legislativa”.

Relevante papel del Legislativo en temas abordados en la cumbre

Cecilia Margarita Sánchez García, senadora de Morena, destacó la importancia de la participación del Legislativo en la agenda internacional, para vigilar que los acuerdos de la cumbre se sujeten al marco constitucional, dar carácter legal a los temas abordados y homologar criterios sobre los problemas comunes de las tres naciones.

Añadió que México, Estados Unidos y Canadá comparten destinos económicos paralelos, y “los problemas de uno, son de los tres”, como el económico, de salud, tráfico de drogas y personas, cambio climático, los cuales no deben ser tratados de forma unilateral, sino organizarse en políticas públicas con enfoque de cooperación internacional.

Necesario, trabajar en materia de seguridad

Del PAN, la senadora Gina Andrea Cruz Blackledge dijo que, en materia de delincuencia organizada, los esfuerzos de coordinación deberán ser históricos para hacer frente a traficantes y tratantes de personas. Agregó que las responsabilidades en materia de seguridad son compartidas, cada nación debe hacer su parte y desplegar esfuerzos monumentales para combatir un fenómeno global.

“La cumbre implica la apuesta por un América del Norte verde y vanguardista, ese ideal no podrá realizarse mientras tengamos una política energética desastrosa que promueve el uso intensivo de combustibles contaminantes con daños ambientales y a la salud de las personas que pueden ser irreversibles”, agregó.

La cumbre es un acontecimiento de política exterior relevante

La senadora Beatriz Elena Paredes Rangel (PRI) mencionó que la cumbre de los tres Jefes de Estado de América del Norte es uno de los acontecimientos de política exterior más relevantes que se ha dado en nuestro país en los últimos años. “La circunstancia geográfica que nos ubica en esta región del mundo marca una perspectiva en esta nueva era de la globalización con diversos bloques regionales”.   

Señaló que, en migración y desarrollo, muchas de las comunidades mexicanas en Estados Unidos están preocupadas por el retroceso que hubo en la legislación electoral y circunstancias de los nuevos acuerdos. “Es importante recuperar la estrategia de migración que se tiene con Canadá y ampliarla”.  

Reconocimiento a los temas abordados

Alejandra Lagunes Soto Ruíz, senadora del PVEM, hizo un reconocimiento a los temas abordados en la agenda trilateral que son de vital relevancia: medio ambiente, cambio climático, seguridad, migración, innovación, salud y desarrollo regional y económico. “Celebramos los acuerdos que permitirán promover sociedades sostenibles, inclusivas e innovadoras, seguras y democráticas”.

Resaltó que un tema de la mayor relevancia es el compromiso para tomar medidas rápidas y coordinadas para enfrentar la crisis climática y responder a sus consecuencias y explorar estándares para desarrollar el hidrógeno como una fuente regional de energía limpia. Consideró indispensable la innovación y desarrollo tecnológico para hacer frente a los retos actuales.

Se propuso la integración económica de todo el Continente

El senador del PT, Alejandro González Yáñez, dijo que el presidente de México propuso de manera directa que “ha llegado el momento de romper paradigmas” y planteó la integración económica de todo el Continente Americano, “con absoluta soberanía política, con el objetivo de convertir a este Continente en la fábrica del mundo”.     

Por ello, agregó, es relevante que se acordara la integración de un comité trilateral y “esta propuesta es de gran calado y de dimensión histórica porque atiende la soberanía política de nuestras naciones y atenderá la migración, la seguridad compartida y el desarrollo económico de todos los países de América”.  

Actos simbólicos y poca claridad sobre los compromisos

De MC, la senadora Alejandra del Carmen León Gastélum destacó que la Cumbre de Líderes del Norte “se caracterizó por actos meramente simbólicos y la muy poca claridad sobre los compromisos alcanzados”. La participación del presidente de México exhibió “la ausencia de una agenda clara para atender los grandes problemas”

Reconoció que, si bien existieron algunos anuncios que dan muestra de que México puede beneficiarse de la relocalización de empresas americanas y canadienses en el país y crear áreas de oportunidad, “hay muy poca claridad sobre los alcances de los acuerdos y los compromisos asumidos por nuestro gobierno”.

México perdió la oportunidad de abordar temas trascendentales

La diputada Elizabeth Pérez Valdez (PRD) consideró que la cumbre fue un fracaso, pues sólo los presidentes de los otros dos países plantearon agendas de trascendental importancia. “Dejamos ir la posibilidad de exigir por nuestros connacionales y de tocar temas tan importantes como seguridad, cambio climático y el ejercicio de derechos humanos”.

Refirió que los mandatarios extranjeros abordaron temas de seguridad, delincuencia organizada, tráfico de drogas, migración, cambio climático, medio ambiente, derechos humanos e inversión en energía y México no habló, exigió ni pidió nada en estas materias.

Tuvimos una reunión para la foto

Gustavo Madero Muñoz, senador sin grupo parlamentario, expresó que la reunión trilateral entre los mandatarios de los países de América del Norte tiene destacados elementos positivos, pero también contiene costos de oportunidades cuando se exigen definiciones para el país y para la región, ya que “tuvimos una reunión más para la foto que para definir los temas fundamentales en los que se requiere claridad”.

En particular, dijo, en temas en materia económica, agrícola, energética y en migración. Añadió que se viven reacomodos en el mundo y la invitación “es que México forme parte de este club, en el que estén alineados no solo intereses comerciales sino democráticos, institucionales, ecológicos y respeto a los derechos humanos; se requieren mayores definiciones”.