El presidente Andrés Manuel López Obrador concluyó la gira de trabajo del fin de semana dialogando con integrantes de la comunidad zapoteca de San Vicente Coatlán en Oaxaca para solucionar el bloqueo en la construcción del camino Oaxaca-Puerto Escondido.

En una publicación en sus redes sociales destacó que este día hizo una propuesta a los pueblos de Sola de Vega y San Vicente Coatlán; si la aceptan, será posible trabajar en los 15 kilómetros que le faltan a la obra.

Anunció que si en un mes no se alcanza un acuerdo, El Gobierno de México, a través de la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes, hará un nuevo trazo, es decir, un libramiento que pase por otras comunidades.

“En todo esto, cuando menos hay dos enseñanzas; la de Juárez: ‘Nada por la fuerza, todo por la razón y el derecho’ y la de don Jesús Reyes Heroles: ‘Problema que se soslaya, estalla’”, expresó el jefe del Ejecutivo.

En el encuentro estuvo acompañado por el gobernador de Oaxaca, Salomón Jara Cruz; los secretarios de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes, Jorge Nuño Lara; de Gobernación, Adán Augusto López Hernández y de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval González; el director general del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI), Adelfo Regino Montes; el subsecretario de Egresos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Juan Pablo de Botton Falcón; el director general de Banco Nacional de Obras y Servicios (BANOBRAS), Jorge Mendoza Sánchez; el procurador Agrario de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Luis Hernández Palacios Mirón; el presidente Municipal de San Vicente Coatlán, Luciano Osorio Ruíz y el presidente del Comisariado de Bienes Comunales de San Vicente Coatlán, Tomas Hernández Osorio.