Esta mañana la actriz y cantante, Alejandra Ávalos compartió que militantes del partido MORENA han intentado despojarla de su domicilio el cual está ubicado en la colonia Roma de la Ciudad de México.

De acuerdo a la actriz las personas han ocupado el sitio de forma ilegal y no han efectuado el pago de renta desde hace un año. De igual manera denuncia un adeudo de dos años en servicios.

Avalos se presentó esta mañana en el estudio de Aristegui Noticias en el que compartió su testimonio y mencionó que desde 2016 se firmó un contrato para que este domicilio fuera usado por MORENA, especificamente en el área de finanzas del partido.

Alejandra Ávalos comentó que optó por rentar el espacio por ser un partido “en crecimiento”.

La cantante mencionó que este contrato fue firmado por Alejandro Esquer, ahora secretario particular del presidente López Obrador. Tras dos años este venció y en 2019 ella intentó que se firmara uno nuevo.

Este nuevo iba a ser firmado por Francisco Javier Cavieres pero en este presuntamente se le estaba haciendo renunciar a las leyes que cubren a los arrendadores.

No fue hasta febrero del 2021 que Alejandra Ávalos mencionó que llegaron camiones al domicilio para protestar por la llegada de Mario Delgado como líder de Morena.

De forma “pacifica”, según explica Alejandra, un grupo de personas desalojaron a las personas que se encontraban en el interior del inmueble.

Adicional a esto otro grupo lanzó bombas molotov al sitio destrozando puertas de su domicilio.

“Por fin uno de los abogados externos de Morena me contacta. Afirma que se trata de un ‘pequeño incidente’, reconoce que son militantes de Morena, pero advierte que se aproximan elecciones y que no les conviene pelearse con los militantes”, declaró a Aristegui.

Pero según el relato de Ávalos los abogados del partido le pidieron que firmara el contrato que ellos habían redactado y que si no lo hacía “se olvidara” de su propiedad.

La cantante demandó al partido político pidiendo que se desalojara su inmueble y cumplir con los pagos atrasados pero aunque recibió respuesta favorable el partido contrademandó mencionando que ellos son los afectados culpando a las personas que entraron por la fuerza a las cuales no reconocen como miembros de Morena.

Ávalos espera que esto llegue a oídos del presidente Andrés Manuel López Obrador pero espera que con esto no la vuelva “enemiga” del ejecutivo.

“Yo quiero pensar que el presidente es ajeno a esto que está sucediendo por parte del partido. Quiero pensar que simplemente él deja que otras personas hagan las cosas que resuelvan, y esto no ha llegado a sus oídos”.

Fuente: 24 horas