Al confirmar que existe la pretensión gubernamental de trasladar el transporte de carga aéreo del actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México al Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, el presidente Andrés Manuel López Obrador informó que se está conversando con las partes involucradas y “se va avanzando bastante bien (…) no queremos imponer nada”, acotó.

De manera breve, durante su conferencia, López Obrador explicó que se está conversando con las empresas de cargas, con las agencias aduaneras, con los directores de ambas terminales aéreas para alcanzar un consenso. Y señaló, para aquellos que “nada más andan buscando cuestionarnos”, que en estos días ocurrió un choque en el aeropuerto de Nueva York porque existen muchas operaciones. En México se está buscando evitar la saturación del AICM.

Tras señalar que se está preparando un decreto, mencionó que se mantienen las conversaciones con los diversos actores para adoptar esta medida por consenso por lo que en su momento, cuando se alcance un acuerdo se informará.

Fuente: La Jornada