Francisco Garfias

Durante 2022, Ricardo Monreal fue mencionado con insistencia como posible candidato de una amplia alianza opositora que incluyera a MC. En septiembre pasado se manejó, incluso, la posibilidad de que el senador de Zacatecas llegara a la presidencia de la Mesa Directiva del Senado con los votos de la oposición y de los leales que tiene en la bancada de Morena.

La sequía de figuras en el PAN, PRI, PRD y MC alimentaba esa versión. Su voto en contra del plan B del Ejecutivo parecía colocarlo definitivamente fuera del oficialismo. En el seno mismo de su bancada se hablaba de destitución. Era el momento de tomar decisiones, pero la elección de su candidato a la presidencia de la Mesa Directiva, Alejandro Armenta, jugó en contra de que se pasara a la oposición. Los desaires del Presidente a Monreal continuaron en septiembre, octubre y noviembre. No lo invitaba a los eventos a los que sí asistían las corcholatasLópez Obrador omitía su nombre cuando hablaba de los presidenciables de Morena. La lista se limitaba a tres: Claudia Sheinbaum, siempre por delante, Marcelo Ebrard Adán Augusto López. Algo pasó en el mes de diciembre que eliminó la posibilidad de que Monreal se pasará a la alianza Va por México, ampliada a MC. Hoy vemos al senador de Zacatecas reintegrado a Morena. Ya le levantaron el castigo. Lo incluyeron entre las corcholatas. Se le ve tranquilo y contento.

Pese a que la posibilidad de que sea el candidato presidencial de Morena se ve remota, no ha renunciado a aparecer en la boleta. Aunque el mote de corcholata no le gusta ni acepta la encuesta como método para elegir al candidato presidencial de Morena, no le va a quedar otra más que resignarse a medirse bajo el método que impuso López Obrador. La operación cicatriz en Morena está en marcha. Todas las corcholatas fueron invitadas a la reunión Plenaria de la bancada guinda en el Senado, previa al periodo de sesiones que arranca el primero de febrero. “A todos los vamos a escuchar con respeto; no va a haber ni abucheos ni gritos ni consignas. A todos los vamos a tratar con respeto y escuchar la propuesta sobre su responsabilidad, incluso sobre su aspiración”, declaró ayer el senador de Zacatecas. Aclaró que no fue petición de Mario Delgado que Sheinbaum, su adversaria más crítica dentro de Morena, fuera invitada a la Plenaria. “Fue un tema que yo le propuse al grupo parlamentario como gesto de cortesía política a la jefa de Gobierno”.

* Germán Martínez, senador del Grupo Plural, presentó, a título personal, una solicitud de juicio político en contra de la ministra de la SCJN, Yasmín Esquivel, por el plagio de su tesis de licenciatura. “No puede quedar sin una sanción política este robo de ideas”, dijo el legislador. En la Secretaría General de la Cámara de Diputados dejó un documento de 57 hojas, más anexos, donde desglosa, nos dijo, “todo el atascadero”. Ya en rueda de prensa agregó: “Lo presento porque éticamente es mi deber, porque ésta es la manera en la que se ejerce una división de poderes. No tengo absolutamente nada personal, y sí profesional, contra la alumna Yasmín Esquivel”, precisó.

Le recordamos que Martha Rodríguez, asesora de tesis de la ministra, declaró el pasado jueves que el proyecto de tesis fue presentado primero por la ministra Esquivel y que ella se lo mostró a los alumnos de su seminario.

La asesora dice también poseer un documento en el que Édgar Ulises Báez reconoce que fue él quien copió a la alumna Esquivel. Sobre el tema nos dijo: “Que los manden llamar a declarar. Pueden venir. La Cámara está ampliamente autorizada para reclamar a todos los testigos en este juicio. “Yo me dispongo a venir cuando se me llame a la sección, a la comisión o al pleno para sostener mi acusación. Que hagan venir al notario, que hagan venir al rector, que hagan venir a todos los involucrados. Que la Cámara los haga hablar”.

Otro que habló sobre el tema es el ya citado Monreal. Fue cauto: “No está el proceso concluido. Leí que la asesora de tesis había declarado por escrito que el proyecto de tesis fue presentado primero por la ministra y después ella se lo mostró a los alumnos de su seminario, y que el primer borrador era de la ministra. “Yo no soy juez, no soy ministerio público y no soy Torquemada. Vamos a esperar que los procedimientos administrativos y jurisdiccionales se lleven a cabo, porque no me gusta hacer leña del árbol caído ni sumarme a priori a juicios de linchamiento de nadie ni contra nadie. El dicho de la asesora debe tener sustento, por eso no califico ni me atrevo a adelantarme a emitir juicios contra nadie”, puntualizó.

* El que persevera alcanza. La senadora del PAN Xóchitl Gálvez logró que un juez federal admitiera la demanda de amparo para que el Presidente garantice su derecho de réplica en la mañanera. No hay fallo todavía, pero se abrió la posibilidad de que la aguerrida legisladora aparezca en la mañanera. Interesante.

Publicado en excelsior