El presidente Andrés Manuel López Obrador lamentó este viernes los incendios y explosiones ocurridos el jueves en las instalaciones de Pemex, ubicadas en Ixhuatlán, Veracruz, y en Salina Cruz, Oaxaca.

López Obrador confirmó que el incidente registrado en la Planta de Almacenamiento Estratégico Tuzandepetl, Ixhuatlán, dejó a tres trabajadores lesionados y otros cinco desaparecidos.

“Muy lamentable. Un abrazo a los pobladores de Ixhuatlán”, dijo el mandatario, que dijo que el incendio registrado en las instalaciones de la petrolera en Salina Cruz también dejó algunos heridos leves.

Sostuvo que “se actuó bien” en las labores de control de los incendios y adelantó que Pemex dará un informe de lo sucedido entre hoy y mañana.