cesar camacho1El líder nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), César Camacho Quiroz aplaudió la reforma político- electoral y advirtió que nunca más un gobierno dividido debe ser un “gobierno detenido”.

“La posibilidad de coaligarse para gobernar acredita la madurez de nuestra democracia, pues sin dejar de lago el debate de las ideas, ni que los partidos coaligados tengan que arriar banderas, debe ser posible construir un espacio en el que todos podamos contribuir”, agregó.

Ante el presidente Enrique Peña Nieto, dirigentes partidistas, legisladores y secretarios de Estado, sostuvo que el PRI está listo para las reformas secundarias.

“Senadores y diputados priistas están preparados, entusiasmados, para acometer el análisis, la discusión y aprobar a la brevedad la legislación que sólo es secundaria en el nombre, pues resulta de primerísima importancia para que las disposiciones constitucionales, todas, sean palpables en la vida cotidiana”, recalcó.

En el Castillo de Chapultepec, el líder priista, dijo que la reforma promulgada éste día, no sólo es otro buen resultado del Pacto por México, sino de la democracia transformadora que esperan los mexicanos y que está tomando forma durante el actual gobierno.

Consideró que más que una reforma política, es “la reforma de la política”, pues se otorga poder al ciudadano, sin detrimento de la capacidad de las instituciones y fortalece a la voluntad popular como única fuente de poder público.

En un acto que duro más de una hora, el priista aseguró que la reforma es la más importante de las últimas décadas y sostuvo que eso estaba pensando, seguramente, Colosio hace 20 años cuando nos propuso la reforma del poder.

“Es una reforma que a los priistas nos entusiasma, porque imprime mayor calidad a la democracia; otorga más poder al ciudadano para premiar o sancionar a sus representantes populares en el ámbito municipal y a los Legisladores en los dos órdenes de gobierno”, manifestó.

Recordó que con la reforma, los senadores podrán ser electos hasta por dos periodos consecutivos y los diputados federales hasta por cuatro.
Destacó que como un acicate para los partidos políticos solo tendrán derecho para la asignación de diputados plurinominales si alcanzan al menos tres por ciento de la votación valida emitida.

Luego de enlistar los avances de la reforma, dijo que adicionalmente, la Reforma fija límites a las erogaciones de los partidos políticos, tanto en sus procesos internos de elección de dirigentes, como de selección de candidatos.

“Impide, también, que en las campañas electorales se incurra en excesos. Se busca, sintéticamente, que la política electoral cueste menos de lo que vale”, sentenció.

Destacó también en relación con el combate a la pobreza y el desarrollo se otorga autonomía constitucional al Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, integrado por expertos sin filiación política, nombrados por mayoría calificada en la Cámara de Diputados.

“La política social debe estar blindada de sesgos políticos”, expresó.

En otro orden de ideas, advirtió que nunca más un gobierno “dividido debe ser un gobierno detenido”.

Para ello, manifestó, el presidente de la República podrá formar gobiernos de coalición con otros partidos políticos, imprimiéndole funcionalidad a la administración pública y a la política, por medio de un convenio y un programa aprobados por los senadores que aporte certidumbre y eficacia a la acción gubernamental.

Afirmó que esta reforma interactúa con otras, la de transparencia, la del sistema de justicia penal y la de derechos humanos cuando menos,” su armónica concreción demostrará todavía mayor utilidad para los ciudadanos”.