grupo betaEl Instituto Nacional de Migración (INM), a través de los Grupos Beta, brinda apoyo humanitario y primeros auxilios a los migrantes, nacionales y extranjeros, que transitan por los estados de la frontera norte del país.

El organismo indicó que reforzó las medidas de protección a quienes ponen en peligro su vida al intentar cruzar ríos, montañas, sierras y zonas desérticas, a fin de llegar a Estados Unidos, en esta temporada invernal, cuando los riesgos aumentan por las temperaturas extremas.

Los 13 Grupos Beta recorren las rutas migratorias más frecuentes, donde las personas pueden extraviarse, ser abandonados por traficantes o víctimas de robo, extorsión, violación y hasta secuestro, en zonas aisladas, donde es difícil pedir o recibir auxilio.

También suministran a los migrantes alimentos, agua, cobertores y ropa invernal, sueros, medicamentos; y si el caso lo amerita, son canalizados a Centros de Salud o unidades de la Cruz Roja para proporcionarles el servicio médico que requieran.

Entre las áreas de mayor peligro para los migrantes en esta temporada invernal, se encuentran La Rumorosa, Baja California; los desiertos de Altar y El Sásabe, en Sonora o El Porvenir y Ojinaga en Chihuahua, entre otras, refirió.

Este año, los 22 Grupos Beta de Protección al Migrante del INM han atendido a 208 mil 220 migrantes que transitaban por la frontera norte, además 173 mil 158 recibieron ayuda humanitaria, que consiste en primeros auxilios y en caso necesario traslado a hospitales.

Para realizar estas labores, los Grupos Beta cuentan con binoculares, GPS, cascos, equipo de rapel, chalecos salvavidas, camillas, equipo de primeros auxilios, cámaras nocturnas y submarinas, unidades de rescate para agua, cuatrimotos y vehículos de doble tracción.

Asimismo disponen de personal paramédico y ambulancias. Además, se capacitan y profesionalizan continuamente mediante cursos de protección civil.