El presidente del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Revolucionario Institucional, Enrique Ochoa Reza, aseguró que el anuncio de no aumentar el precio de la gasolina, aliviará el bolsillo de los mexicanos.

Dijo que con la decisión de suspender el ajuste al precio de los combustibles, que entraría en vigor el 4 de febrero, el Gobierno de la República escuchó el llamado de un priismo que siempre está atento y es sensible a las demandas de los ciudadanos.

El líder nacional priista subrayó que la medida también representa un acto de responsabilidad presupuestaria, congruente con la flexibilización del mercado, que beneficia directamente a las mayorías en sus ingresos.

“Esta medida impactará favorablemente la economía de las familias mexicanas. Sin duda, es resultado del llamado de la ciudadanía y de las propuestas que hizo el PRI, junto con otras voces, que pidieron evitar este ajuste.

“También es resultado de las acciones de austeridad puestas en marcha de manera responsable y oportuna por las instituciones del Estado mexicano”, afirmó.

Subrayó que el PRI es el partido de la justicia social, por lo que se preocupa por el bienestar de las mexicanas y los mexicanos, así como por su economía familiar.

“En los primeros días de este año defendimos el ajuste en el precio de los combustibles, para evitar el recorte de 200 mil millones de pesos que implicaba la desaparición de programas sociales que benefician a millones de personas.

“Así exigimos en días pasados al Gobierno de la República evitar un nuevo ajuste, ante la evolución  positiva en el tipo de cambio entre el peso y el dólar, y el precio internacional de las gasolinas, lo cual hoy se cristaliza con el anuncio de suspender un ajuste”, recordó.

Hacia adelante, la principal preocupación del PRI es defender en unidad las transformaciones que permitan a nuestro país enfrentar firmemente cualquier reto, al tiempo de promover siempre el beneficio de la población.