Francisco Garfias

 

El episodio de la supuesta amenaza de Trump de enviar tropas a México para combatir al narco fue silenciado ayer en el Senado de la República, donde arrancó el periodo ordinario de sesiones. Había 15 puntos de acuerdo para debatir el tema, pero la discusión “se difirió”,  según el senador Juan Carlos Romero Hicks.

La decisión de diferirlo no fue unánime. “Lo quieren mandar al olvido”, nos dijo el senador del PT, Manuel Bartlett. Su grupo parlamentario traía uno de esos puntos de acuerdo que no fueron abordados. El poblano fue el que aseguró que había otros 14 textos sobre el tema.

Don Manuel está convencido de que es grave que se quiera evadir el tema. “El Ejército está en entredicho. No es asunto menor”, nos dijo. Y es que las polémicas versiones que se difundieron sobre el contenido de la conversación dejan mal paradas a las Fuerzas Armadas.

Trump sostiene que en México hay muchos “bad hombres” y que nuestros soldados tienen miedo de enfrentarlos, pero los militares de EU no. La senadora independiente, Martha Tagle, también es de la idea de que el Senado, coadyuvante del Ejecutivo en el tema de las relaciones exteriores, haga un pronunciamiento al respecto.

El panista Romero Hicks tiene un a postura radicalmente distinta. “Es un chisme. Le están dando más importancia de la que tiene”, aseveró. Chisme o no, el Presidente gringo se vanaglorió ayer de la dureza de sus conversaciones telefónicas con líderes de países “que se han aprovechado de Estados Unidos”.

¿Cómo la ve?

  • El canciller Luis Videgaray confió en corto a senadores que durante las negociaciones que Ildefonso Guajardo, Francisco Guzmán y él sostuvieron en Washington con integrantes del equipo de Donald Trump —todavía no logra que quede integrado su gobierno— éstos se enteraban de lo que ocurría por Twitter. Los legisladores nos hicieron notar, incluso, que si el presidente Peña hubiese asistido a la reunión con el Presidente de EU que tenía programada el pasado martes en Washington ni siquiera hubiese estado presente el secretario de Estado.

Apenas ayer, el Senado de ese país ratificó en el cargo al petrolero Rex Tillersonen una votación muy ajustada  (56-43). El exdirector ejecutivo de Exxon Mobil es cuestionado por sus estrechos vínculos con Rusia.

  • Nos cuentan que el presidente de Hungría, László Kövér, de visita en el Senado, peló tamaños ojos cuando escuchó el reclamo de la panista Gabriela Cuevas, presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores. Dijo Cuevas:

“Nos sorprendieron las declaraciones del primer ministro húngaro apoyando esta idea del muro de Donald Trump… apoyar este tipo de ideas en nuestra frontera es apoyar las muertes que han sufrido muchas personas por ese muro y por una mala gestión fronteriza.

“… Ese muro, además de apostarle a una narrativa xenófoba, discriminatoria, está apostando por fronteras de la Alemania comunista”.

Kövér no eludió el tema. Dijo que el primer ministro de Hungría nunca ha abogado por el muro de Trump ni interviene en las relaciones bilaterales de ningún país. Jura que los comunicados internacionales del gobernante húngaro fueron malinterpretados por la prensa liberal.

  • Este fin de semana será clave para el PAN. Se hará la encuesta definitiva para designar quién será el candidato del azul a la gubernatura del Estado de México.  No parece haber grandes incógnitas. La mejor posicionada es Josefina Vázquez Mota. Sólo falta que diga sí. El diputado Ulises Ramírez se inconformó con el método de elección del candidato. “Quiere encarecer la negociación”, nos dicen. ¿Será?
  • López Obrador está instalado en el Estado de México. Su presencia en la entidad ha ayudado a Delfina Gómez a ser competitiva en la entidad. Las encuestas del PAN la colocan en segundo lugar.  El líder de Morena dice que “la mafia en el poder” lleva dos candidatos: Alfredo del Mazo y Josefina.

“Van a lanzar a los dos y van a ir viendo quién puede levantar, quién despunta. Se dice que el acuerdo fue en favor de Josefina, porque la verdad Del Mazo está muy abajo. Ellos lo están midiendo diario, y a cambio también ya le van a cerrar el paso a Morena”, asegura. Y hasta hizo verso sin esfuerzo: “a los Del Mazo y a las Josefinas les va a ganar la maestra Delfina. No les va a servir ese enjuague”.

  • Charlamos brevemente, en San Lázaro,  con la diputada Carolina Monroy, secretaria general del CEN del PRI.  No le preocupa Delfina. Al menos, eso dice. Le preocupa “su vocero”. Así le llama a Andrés Manuel.

El tabasqueño es el que habla en los mítines de Morena. “A ella no le conozco la voz”, asevera.  A Josefina tampoco la ve como un peligro para el PRI.“No conoce el Estado. Tendría que tomar un curso ”, asegura mordaz.

Está convencida —no podía ser de otra manera— que Del Mazo será el sucesor de Eruviel  Ávila.

  • Uno a uno irán cayendo los cómplices de Javier Duarte.  Ya viene el turno del diputado Antonio Tarek Abdala Saad, extesorero del gobierno de Veracruz.  La Sección Instructora de la Cámara Baja le inició ayer un juicio de procedencia para desaforarlo.

El hombre tiene siete días para defenderse de las acusaciones de peculado y desvío de recursos que se le imputan.  La solicitud de juicio de procedencia en contra de Tarek Abdala fue presentada por el fiscal de esa entidad, Jorge Winkler.

Apenas el pasado 29 de enero un juez le dictó prisión preventiva a Leonel Bustos Solís, señalado como responsable por desviar una millonaria suma de dinero del erario.