El titular de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), José Calzada Rovirosa, llamó a la población en general a redoblar esfuerzos y seguir ayudando a las personas afectadas por el sismo del pasado 7 de septiembre, el más fuerte en 100 años.

“La solidaridad del pueblo de México hace que el país sea más grande que cualquier emergencia”, argumentó el funcionario federal, quien desde hace unos días es el enlace del gobierno federal para el estado de Oaxaca.

Hasta el momento, indicó, la dependencia a su cargo ha logrado reunir más de 36 toneladas de víveres y suministro que ya comenzaron a llegar a la zona del Istmo, región que fue la más afectada en esa entidad.

Señaló que en todas las delegaciones de la Sagarpa, oficinas centrales y organismos descentralizados de la dependencia se abrieron centros de acopio, en los que el personal y la sociedad en general se acercaron a depositar utensilios y alimentos para los damnificados por el temblor.

Expuso que en algunas delegaciones hicieron una colecta económica que servirá para la compra de suministros, debido a la distancia territorial que los separa de la zona de emergencia, pero –aseveró- la ayuda sigue en estos centros de acopio.

“La verdad es que la sociedad ha sido muy solidaria con esta circunstancia que afectó (el jueves pasado) y que está afectando a miles y miles de personas”, aseveró Calzada Rovirosa, quien resaltó que la entrega de los víveres y suministros se realiza de manera ágil y transparente porque el Ejército es el encargado de repartir los artículos a los damnificados

Agradeció la solidaridad mostrada por los habitantes del país, y mencionó que los centros de acopio en todas las delegaciones de la Sagarpa permanecerán abiertos para recibir ayuda por el sismo.