El secretario de Economía, Ildefonso Guajardo Villarreal dijo que ante una posibilidad de que no se pueda renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), el compromiso de México con el libre comercio va más allá de la frontera con Estados Unidos.

“Los mexicanos creemos también en nosotros mismos, y creemos que nuestro compromiso con el libre comercio, ese no para en la frontera entre México y Estados Unidos”, subrayó.

Durante su participación en el Foro de Negocios México-Israel, al que asistió el primer ministro de esa nación, Benjamin Netanyahu, el titular de la Secretaría de Economía destacó que México enfrenta un gran reto en el mantenimiento de la estrategia en la economía.

“Hoy estamos renegociando el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) que pusimos en operación hace 22 años, créame (primer ministro), que en mis reflexiones sobre la estrategia de negociación, muy seguido pienso en Israel”, dijo.

Guajardo Villarreal subrayó que “cualquier negociador tiene que tener listo un plan alternativo, y tiene que ser, aunque no es lo que buscamos, imaginarnos también la posibilidad de que finalmente no logremos renegociar el tratado”.

Reconoció de Israel que haya surgido “en medio de una zona gris, una nación con pocos recursos naturales que ha sido capaz de vencer la adversidad, con una gran capacidad de permanencia y posibilidad de extenderse a miles de kilómetros de distancia”.

En este sentido, aseguró que la visita del primer ministro Benjamin Netanyahu es una distinción para México, y recordó que en el siglo antepasado hubo una comunidad importante de judíos que buscaba una patria que los protegiera, y México tuvo la fortuna de ser ese país.

“Los judíos mexicanos representan a lo que hoy se conoce como dreamers, soñadores que buscaban una parte dónde aportar su esfuerzo, dónde aportar lo mejor que traían de su pueblo, gracias a ellos este país es fuerte en las artes, arquitectura, ciencia, e invención, por eso en México creemos que el mundo se enriquece cuando las culturas interactuan, se acogen y se engrandecen”, afirmó.

Advirtió que por ello la economía mexicana es más grande y más productiva, gracias al trabajo de la comunidad judío mexicana.

Además, “México es un firme creyente de que hay que crear las mejores condiciones para el desarrollo de actividades productivas, a través de la apertura, y hay que crearlas a través de la competencia sana”.

“Y con un resago en el tiempo, hemos ido paralelo con Israel en la idea de un mundo más abierto y competitivo, una vez que tomamos la decisión, seguimos un acelerado mecanismo de apertura o el libre comercio”, abundó.

El funcionario puntualizó que a 16 años de que ambas naciones cuentan con un Tratado de Libre Comercio, las exportaciones de México han crecido a un promedio de 9. 0 por ciento,

En tanto, las exportaciones de Israel a México se cuadruplicaron, “esa es la buena noticia, la mala es que sólo comerciamos menos de dos mil millones de dólares, y eso tiene que cambiar hacia delante”.

“Nuestros perfiles hoy representan un alto nivel de exportación, ambas naciones estamos sobre el 40 por ciento de nuestras exportaciones, 60 en manufactura, tenemos que hacer un gran esfuerzo para seguir aprovechando el liderazgo de Israel en materia de innovación, ciencia, y tecnología”, puntualizó.