El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) inició las reparaciones de la Unidad Médico Familiar (UMF) 25 de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, que tuvo daños menores tras el sismo y donde el director general, Mikel Arriola Peñalosa, hizo un recorrido para supervisar el avance de obra.

Las citas programadas y las consultas de urgencias de los derechohabientes se siguen atendiendo en 10 consultorios habilitados en cinco unidades médicas móviles y un quirófano móvil ubicados en el jardín de la misma clínica, que se mantiene en cierre temporal por las acciones de remozamiento de la unidad.

En esa unidad una plantilla de 50 trabajadores inició la compostura de cuarteaduras de muros, colocación de plafones, reparación de vidrios y acabados, desperfectos que no ponen en peligro la integridad del inmueble de acuerdo con el dictamen de Protección Civil estatal.

Por otra parte, en la UMF 13 se mantiene abierta y continúa con la atención de manera normal en sus 10 consultorios, ya que los daños tras el sismo fueron menores y ya se están corrigiendo.

Además, reportó que el inmueble de la Subdelegación Administrativa de la capital fue dictaminado sin daño estructural, sin embargo se realizan trabajos de pintura general, colocación de aire acondicionado e instalación de ductos, por lo que de manera temporal el personal brinda atención en un edificio aledaño.

El 18 de septiembre en un módulo provisional de Atención y Orientación al Derechohabiente se resolverán las dudas de los usuarios.

Al reubicar dos de las 18 unidades médicas móviles que ofrecen atención en las zonas más afectadas a los municipios Mapastepec y Pijijiapan, el IMSS cumple su palabra de reforzar los servicios de primer nivel y brindar atención en las localidades de El Palmarcito y Pampa Honda de Mapastepec, así como Adolfo López Mateos y Benito Juárez de Pijijipan.