El director general de Diconsa, Orlando Olguín, informó que más de 15 mil 900 tiendas comunitarias de la red están a cargo de una mujer, lo que representa 60 por ciento de esos establecimientos en el país.

Señaló que la participación de la mujer en la política de seguridad alimentaria es fundamental y destacó la capacidad y esfuerzo diario del personal femenino para garantizar la existencia de producto en los establecimientos.

Olguín Miranda refirió que más de 13 mil 403 presidentas de los Comités de Abasto vigilan el buen funcionamiento de los puntos de venta, y verifican que exista inventario suficiente de la canasta básica y productos complementarios de primera necesidad para responder a la demanda de la población.

“Una de nuestras funciones es procurar el bienestar y desarrollo de las familias que habitan en zonas vulnerables, por lo que contar con encargadas de tienda, a quienes se les reconoce su capacidad y esfuerzo diario nos representa una valiosa aportación al empoderamiento de las mujeres y a la disminución de las brechas de desigualdad”, destacó.

Las tiendas comunitarias Diconsa cuentan con los productos de la canasta básica con un margen de ahorro superior a 15 por ciento y representan un gran apoyo para las economías de las familias vulnerables.