En materia de seguridad, la atención a los casos de feminicidios y desaparición de niños y jóvenes sería prioridad para la candidata presidencial independiente Margarita Zavala.

En conferencia de prensa luego de participar en el Foro Tijuana Innovadora “Reflexión México”, dijo que la prevención del delito es fundamental, así como la honestidad de quienes se dedican a la laborar de la seguridad y por parte de todos los funcionarios públicos.

En el tema de su seguridad como aspirante al gobierno del país, señaló que esa labor le corresponde al Estado, y por lo pronto su equipo está evaluando si se acepta o no el ofrecimiento que la Secretaría de Gobernación ha hecho a todos los candidatos.

Tras reiterar que se arrepiente de haber pedido a los tijuanenses el voto para el actual gobernador de Baja California, Arturo Vega de Lamadrid, a quien se le conoce como “Kiko Vega”, y para el alcalde de esta ciudad, señaló que ella no le arrebata los votos a ningún partido político.

“Yo no le arrebato votos a nadie, ese es el sentido patrimonialista de creer que los votos se compran o se somete”, resaltó.

En Tijuana, ciudad fronteriza con los Estados Unidos, insistió en que no se destinará ni un centavo, ni un peso, al muro fronterizo que pretende el presidente del país vecino, Donald Trump.

Al responder sobre si su esposo, el expresidente Felipe Calderón, le beneficia o perjudica en su campaña, puntualizó que “tener a mi lado a alguien que sabe de México es una fortaleza, pero en las decisiones de gobierno la única responsable soy yo”.

Posteriormente, Margarita Zavala realizó volanteo en la Glorieta de Cecut, en donde platicó y se tomó fotos con los ciudadanos, pegó propaganda de su candidatura en algunos automóviles y entregó volantes.