México avanzó en cuanto a la satisfacción de los ciudadanos con los servicios públicos entre 2010 y 2015, destacan organismos internacionales en el informe conjunto “Perspectivas económicas de América Latina 2018”.

El documento fue producido de manera conjunta por el Centro de Desarrollo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), la Comisión Económica para América Latina y el Caribe de las Naciones Unidas (Cepal), y el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), en colaboración con la Comisión Europea, e incluye una nota país sobre México.

Señala que varios factores subjetivos afectan la calidad de vida de los ciudadanos y a su bienestar individual, y en el caso de México, subió en cuanto a la satisfacción de los ciudadanos con los servicios públicos entre 2010 y 2015.

En 2015, refiere, 58 por ciento de la población dijo estar satisfecha o muy satisfecha con la educación pública y 46 por ciento expresó lo mismo respecto a los hospitales públicos, aspectos en los que México supera los promedios de América Latina y el Caribe, de 54 y 41 por ciento, respectivamente.

Por otra parte, menciona que la gobernanza en México va en mejora, especialmente en lo relativo a la eficacia del gobierno y la calidad regulatoria, donde está por encima de los promedios de América Latina y el Caribe en ambos indicadores, pero por debajo de la OCDE.

El informe de la OCDE, Cepal y CAF, precisa que en cuanto a la participación y rendición de cuentas, así como a la estabilidad política, México está por debajo de los promedios de América Latina y el Caribe y de la OCDE.

Menciona que la confianza en las instituciones públicas ha disminuido en la última década, pues en 2015, 28 por ciento de la población expresó confianza en el gobierno nacional y 32 por ciento en el sistema judicial y los tribunales.

En consecuencia, México se sitúa por debajo de los promedios de América Latina y el Caribe (29 y 34 por ciento, respectivamente) y de la OCDE (37 y 49 por ciento).

En el documento, los organismos internacionales exponen que durante la última década, una cuarta parte de la población se mantuvo en la clase media (individuos con ingresos diarios per cápita de 10-50 dólares).