El candidato de la coalición Todos por México, José Antonio Meade, se comprometió en esta ciudad fronteriza a construir un muro tecnológico y de innovación, que dé certeza a los mexicanos de “que habremos de construir una frontera que, en materia de armas y de dinero, sea infranqueable”.

Dijo que la convicción de construir este muro se debe a que “las armas y el dinero que nos vienen del norte propician inseguridad en el país”.

Dejó en claro que este muro permitirá alejar las armas y el dinero de la posibilidad de hacerle daño a los mexicanos, “armas que vulneran y cercenan vidas de niñas y de niños, dinero que alimenta una delincuencia organizada que lastima a las comunidades”.

Por ello, se comprometió a que ese muro tecnológico, que es seguro de innovación, habrá de consolidar seguridad en México. “Será un muro que tenga los mejores elementos de inteligencia, los mejores elementos tecnológicos y un muro que refleje lo mejor de una cooperación para hacer de México un país seguro”.

No más armas y no más dinero en manos de la delincuencia organizada, expresó el candidato presidencial del PRI, PVEM y Nueva Alianza en un evento celebrado en el Parque de la Amistad de esta ciudad.

Asimismo, Meade Kuribreña resaltó que México cree en los puentes de cooperación y de integración, México cree en puentes que traigan consigo prosperidad.

Pero México, dijo, en la defensa de su seguridad, habrá de comprometerse, desde aquí, a que de manera definitiva enfrentemos, con ese muro tecnológico y de innovación, a las armas y al dinero que nos lastiman.

“Desde aquí reiteramos de manera clara, sepan quienes nos escuchan que México tiene dignidad, que México tiene orgullo, que México está comprometido con la defensa de nuestros intereses y con la defensa de nuestros migrantes”, subrayó.

Reiteró que México está comprometido con garantizar seguridad y blindar esta frontera de las armas y del dinero que nos hacen daño. Y en eso, en esa convicción, habremos de poner todo nuestro empeño. Un muro infranqueable para proteger a México con tecnología y con innovación.

En su discurso, Meade Kuribreña comentó también que Baja California es un estado que implica para todos el mayor orgullo, por su capacidad de emprender y de triunfar; por su capacidad de esforzarse y de ser exitoso.

Pero aquí también, “desde donde empieza la patria, un llamado fuerte y alto de reconocimiento a nuestros migrantes, de reconocimiento a migrantes que todos los días se esfuerzan, que corren riesgos, que aportan al crecimiento que los recibió, que extrañan el país que los vio nacer, que se comprometen con uno y con otro forjando un mejor destino”.

Dijo que los migrantes merecen todo nuestro reconocimiento y todo nuestro apoyo, “migrantes a los que desde aquí les queremos decir que, siempre que vean ondear la bandera de México, sepan que habrá protección, que habrá acompañamiento, que habrá estímulos, que habrá cercanía y que habrá una defensa férrea de sus derechos humanos y de sus intereses”.

Finalmente, el abanderado reiteró la condena más extrema a una visión de un muro que separa, de un muro que ofende la dignidad de dos naciones, de dos naciones que se han acompañado, de dos naciones que han sido hermanas, de dos naciones que han construido y prosperado juntas, de dos naciones que han dado batallas importantes de la mano.

Por ello, dijo, “desde aquí, de nuevo, reiterar nuestra condena a esa visión de separar lo que, por vocación, debieran de caminar juntos”, subrayó José Antonio Meade.