La casa encuestadora Massive Caller difundió este miércoles una nueva medición sobre las preferencias electorales en la Ciudad de México que ubica al candidato del PRI, Mikel Arriola en segundo lugar, rebasando a Alejandra Barrales por 8.6 puntos porcentuales y a sólo 13 puntos de distancia de Claudia Sheinbaum.

El equipo de campaña de Arriola Peñalosa informó que su abanderado subió en la intención de voto a 24.7 por ciento contra 16.1 por ciento de la candidata de la alianza por la Ciudad de México y 38.1 por ciento de la abanderada de la coalición Juntos Haremos Historia.

Con esto se reafirma que el único aspirante que ha crecido en la intención del voto en la contienda es Mikel Arriola, quien ha incrementado en cuatro veces la preferencia electoral, pues en diciembre pasado arrancó con seis puntos.

Esta es la sexta encuesta que en un mes consolida a Arriola Peñalosa en la segunda posición de la contienda por la Jefatura de Gobierno, mientras que el resto de los candidatos ni siquiera alcanzarían el dos por ciento de los votos, por lo que corren el riesgo de perder su registro, mientras que el 12.1 por ciento del electorado aún no sabe por quien inclinarse en la contienda electoral.

Mikel Arriola candidato del PRI a la Jefatura de Gobierno aseguró que se encuentra listo para el debate que esta noche tendrá lugar en las instalaciones del Canal Once, programado a las 19:30 horas de este miércoles.

Aseveró que ganar el debate a los candidatos y candidatas a la Jefatura de Gobierno es crucial para seguir creciendo en las preferencias electorales con miras a las elecciones del próximo 1 de julio.

Entrevistado luego de firmar el pacto “Yo me muevo” indicó que Alejandra Barrales y Claudia Sheinbaum han declinado participar en debates organizados por instituciones universitarias, debido a que tienen temor a ser cuestionadas por los jóvenes.

Por último, indicó que en el encuentro de este miércoles de nueva cuenta planteará su plataforma de gobierno, la cual es la más viable y concreta, por lo que aseguró que es la mejor opción para asumir las riendas del gobierno capitalino.