La regularización del transporte público de pasajeros, incluyendo mototaxis, acabaría con una parte importante del clientelismo político que hoy utilizan en su favor partidos como el de la Revolución Democrática (PRD) y Morena, señaló el candidato del PRI a la Jefatura de Gobierno capitalino, Mikel Arriola.

“Esos partidos prefieren que este sector siga informal para pedirles lana, a través de la delegación. En lugar de eso se les debe dar facilidades para que sean microempresarios, otorgarles prestaciones y no pedirles dinero. Esa es una mejor fórmula para el desarrollo de la ciudad”, destacó.

Al término de un recorrido en calles de la colonia Romero Rubio, su mercado público y de un encuentro con colonos, se comprometió a regularizar a todo el transporte público que hoy opera en la ilegalidad.

Mikel Arriola expuso que regularizar todo ese transporte implica que “las autoridades dejen de sangrar a los taxistas, a los microbuseros, a los transportistas, a los mototaxis”, incluso mencionó a los tianguistas.

Consideró necesario ampliar las oportunidades de trabajo formal para todos, por lo que si en algunas colonias el mototaxi es un vehículo necesario y eficiente “hay que darle las facilidades al quitarles trabas burocráticas”.