La candidata al gobierno capitalino de la coalición Por la Ciudad de México Al Frente, Alejandra Barrales, afirmó que sus adversarios Mikel Arriola y Claudia Sheinbaum están nerviosos debido a que ella ha tenido un crecimiento sostenido en las preferencias electorales.

Entrevistada luego de recorrer el Mercado Hidalgo en la colonia Doctores, señaló que el nerviosismo del abanderado del Partido Revolucionario Institucional (PRI) es artificial, pues no tiene posibilidad alguna de ganar la jefatura de gobierno, por lo que se dedica a lanzar descalificaciones.

En tanto, agregó, la candidata de Morena, Claudia Sheinbaum, tiene un nerviosismo real, debido a que ha caído en las preferencias electorales, “mientras que yo he tenido un crecimiento sostenido y por ello estoy segura de que derrotaré a mis adversarios políticos”.

En ese sentido, indicó que ambos aspirantes hablan de ganar, lo cual significa que están nerviosos, pues saben que finalmente la futura jefa de gobierno será Alejandra Barrales, pues aseguró que cuenta con el apoyo de la ciudadanía.

La aspirante de los partidos Acción Nacional y de la Revolución Democrática reiteró que sus propuestas son claras y pretenden en todo momento solucionar los problemas de la capital, lo cual la convierte en la mejor opción para obtener un resultado positivo durante la jornada electoral del 1 de julio.

“Claudia Sheinbaum está reprobada como candidata, debido a que no entregó buenos resultados durante su gestión como jefa delegacional, mientras que yo he dado buenos resultados en los diversos cargos que he desempeñado”.

Barrales Magdaleno indicó que durante su gestión habrá inversión para las clases desprotegidas, debido a que tiene una buena relación con los empresarios, aunque aclaró que no tiene compromiso con ningún grupo que pertenezca a ese sector.

Respecto al Plan Maestro de Seguridad que presentó la víspera, aseguró que es el indicado, pues fue elaborado en conjunto por especialistas y las soluciones que contempla son reales para garantizar la tranquilidad de los capitalinos.

Por último, se refirió al uso de los recursos destinados para la reconstrucción luego de los sismos de septiembre pasado y reiteró que si se comprueban omisiones o uso indebido de los recursos se actuará en consecuencia.