El secretario del Trabajo y Previsión Social, Roberto Campa Cifrián, dio a conocer que el presidente Enrique Peña Nieto dio instrucciones a todo el gabinete de trabajar a fondo, con el objetivo de “entregar buenas cuentas” a la próxima administración federal que encabezará Andrés Manuel López Obrador.

Entrevistado al término de la entrega de documentación a cerca de 100 trabajadores agrícolas temporales, la mayoría mujeres, expuso que los programas de la dependencia a su cargo no se verán interrumpidos por la etapa de transición.

En el auditorio de las oficinas del Servicio Nacional de Empleo, el funcionario federal sostuvo que la meta de generar cuatro millones de empleos en la actual administración federal se va alcanzar antes de que concluya el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.

El domingo en la noche el Ejecutivo convocó a reunión a todos los secretarios de Estado. “Recibimos tres instrucciones precisas: trabajar sin descanso hasta el último día de este sexenio, que es el 30 de noviembre; entregar buenas cuentas para facilitar las cosas a la nueva administración, y esperar las instrucciones de los acuerdos a los que lleguen el presidente Peña Nieto y el candidato ganador de las elecciones”.

Campa Cifrián recordó que los tiempos legales y formales establecen cuándo deben iniciar los trabajos de transición para garantizar una entrega ordenada al próximo gobierno, y aseguró que la secretaría que encabeza está lista para acercar toda la información al equipo de colaboradores de López Obrador.

Sobre la meta de crear cuatro millones de empleos antes de que concluya la administración actual, abundó que las primeras señales en materia económica son positivas y sólo están a la espera de datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) al mes de junio, para ver cómo va la generación de fuentes de trabajo.

Además, recalcó que “llevamos 15 meses sin huelga y de que se han recibido cinco mil emplazamientos y el 100 por ciento de ellos se han resuelto a través del diálogo y la conciliación, lo cual nos ha permitido mantener la paz laboral”.

Seguramente, vamos a entregar buenas cuentas en todas las áreas de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, consideró.

En cuanto a la iniciativa de la ley secundaria en materia de justicia laboral que no fue aprobada en el periodo ordinario de sesiones pasado, dijo que todo está listo para su discusión pero ya dependerá de las conversaciones entre la nueva administración y el Congreso de la Unión, para convocar a un periodo extraordinario o, en su caso, esperar a la próxima legislatura.

El funcionario federal recordó que hay tres iniciativas que tienen coincidencias entre sí, y sólo falta llegar a un acuerdo en torno a ese tema.