Durante la temporada vacacional, los casos de niños que sufren accidentes en casa aumentan entre un 15 y 20 por ciento, por ello, la Secretaría de Salud del Estado de México, llama a los padres de familia a mantenerse atentos a las actividades de sus hijos para disminuir los riesgos de sufrir algún percance.

La dependencia recomienda mantener pisos secos, especialmente los del baño, ya que pueden ocasionar caídas y fracturas; no dejar a su alcance medicamentos ni objetos punzocortantes, como cuchillos, navajas o tijeras, para no ocasionar intoxicaciones y lesiones.

Evitar que los niños estén dentro de la cocina, por el riesgo de quemaduras al tener electrodomésticos prendidos, líquidos, cacerolas, ollas y sartenes calientes, así como guardar velas, encendedores o aceites que pongan en peligro su integridad.

Se aconseja también que eviten juguetes que desprendan pinturas, contengan piezas pequeñas o sean fabricados con sustancias tóxicas.

Durante actividades recreativas no deben jugar en escaleras, si usan patines, patineta o bicicleta portar casco, rodilleras y coderas.

Se advierte que el uso excesivo de videojuegos propicia daños emocionales, falta de socialización y afectaciones físicas que se van agravando; los niños pueden sufrir sueños alterados, pérdida del sentido de la realidad, problemas de dieta, deficiencia en la actividad física y comportamiento agresivo porque generalmente estos juegos son bélicos.

Es de referir que el 60 por ciento de las quemaduras en niños son provocadas por algún liquido caliente o vapor, por ello es importante mantener a los niños alejados de la cocina.

El 90 por cientos de los accidentes en casa pueden evitarse con vigilancia y atención de los adultos.

Los números para solicitar servicios médicos en casos de emergencia son a través del 911 y a los teléfonos 01722-272-0122 y terminación 25.