POR JORGE VELÁZQUEZ
*DE LA MADRID, MENSAJES DE DESPEDIDA
A Fernando Vilchis Contreras, mi solidaridad ante una irreparable pérdida
 
CUMPLIDO EL OBJETIVO DE sacar al PRI del gobierno, la segunda parte de la nueva Reforma Político-Electoral, deberá enfocarse en terminar con las alianzas electorales.
La mezcla entre el agua y el aceite, entre un partido que dice defender a los pobres pero se une al partido de los ricos, o, peor aún, de partidos que se alían para seguir viviendo de la ubre presupuestal, debe desterrarse de las Leyes y Reglamentos Electorales.
La nueva realidad política lo exige y los resultados del pasado 1 de julio son la prueba tangible de que, tal y como dijo el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, el molde de la vieja política, aquella que inventaba su oposición para legitimar la democracia hacia el interior y exterior del país, ya se rompió.
El panorama nacional es diferente al de 1946, cuando se introdujo en la Ley Federal Electoral y que en su artículo 34 permitía las coaliciones o al de 1977 en donde en la LFOPPE, se apuntaba que “para fines electorales, todos los partidos políticos tienen el derecho de formar coaliciones a fin de postular candidatos en las elecciones federales”.
El Código Federal Electoral buscaba poner un candado a las coaliciones: presentar una plataforma electoral mínima en común.
Pero la realidad presentó rápidamente a los monstruos que se originaron con tales coaliciones: los gobiernos emanados de esas mezclas ofrecieron pésimos resultados como fue el caso de Sinaloa, Oaxaca, Puebla, Chiapas, entre otros, en donde los partidos grandes sólo buscaron llevarse mayor tajada presupuestal y los pequeños terminaron hasta ofertando coordinaciones, direcciones y jefaturas de departamento al no tener una estructura propia para colocar a su gente al mando de esos gobiernos híbridos.
El gran resultado de tales coaliciones: corrupción al por mayor de los partidos aliados; cero trabajo y un reparto del pastel entre la partidocracia.
La ecuación es sencilla: a mayor número de partidos políticos más burocracia parlamentaria.
De hace 30 años a la fecha el Poder Legislativo, con su Senado y su Cámara de Diputados, ha tenido que cambiar de sede y de buscar más y más edificios para albergar a más diputados y senadores. De Donceles a San Lázaro, de Xicoténcatl a Reforma; se alquiló, también, el edificio de la Torre del Caballito, la Torre Azul y hasta Manlio Fabio Beltrones proyectó ocupar vetustos inmuebles pegados a La Merced para albergar a Comisiones de diputados.
Eso es el resultado de las coaliciones.
Con su voto, en donde ya no benefició al PANAL ni al PES, la ciudadanía ya no solo pide fin de la “chiquillada” que fingía ser oposición pero que realmente son negocios familiares, sino acabar con las nefastas coaliciones.
Los partidos que logren sobrevivir por sí solos, deben ser los que reciban el voto ciudadano porque convencieron con sus propuestas, porque su ideología permeo de identificación con la mayoría ciudadana y nunca más por una coalición o transacción de un voto que no representa la voluntad popular.
Fin a la mezcla del agua y el aceite.
 
PICOTAZOS
“EL VALOR ESTRATÉGICO DEL TURISMO ES IMPORTANTE y no podemos descuidarlo. El buen momento turístico de México debe ser una plataforma firme de prosperidad y desarrollo incluyente, con visión de futuro de un país abierto, en constante progreso, que sin importar el régimen político o gobierno en turno, tenga en el turismo uno de los motores más importantes para el desarrollo nacional”, aseveró Enrique de la Madrid, secretario de Turismo del Gobierno de la República. Frases de despedida de uno de los titulares que empujó a esta actividad a los primeros lugares del mundo o, quizá, parte de un informe no escrito, pero el De la Madrid dijo que por eso, “nos hemos abocado a hacer del turismo en todas las regiones del país, una prioridad nacional, con el objeto de darle mayor valor a los atractivos turísticos y generar una mayor derrama económica en beneficio de la población”.
Al presidir la firma de “Convenio de Colaboración en Acciones Conjuntas para el Desarrollo de una Agenda en Materia de Promoción Turística”, entre la Sectur, el Consejo de Promoción Turística de México (CPTM) y la agencia de viajes Best Day, De la Madrid señaló que “el éxito de la política turística del país va más allá de una secretaría, depende de un trabajo articulado con otras dependencias federales, los gobiernos locales, empresarios y grupos de interés privados y sociales del sector.
EL PROGRAMA DE LAS NACIONES UNIDAS PARA el Medio Ambiente (PNUMA) informó que, “en total, 50 por ciento de todo el plástico producido está diseñado para que sea utilizado una vez y se arroje a la basura”. El mismo informe señala que, en el mundo se producen 300 millones de toneladas de residuos plásticos al año, lo que equivale al peso total de la población humana. Y al año 8 millones de toneladas de plásticos terminan en los océanos del planeta. De acuerdo con información gubernamental, en México cada persona utiliza 38 mil popotes en su vida, es decir, 500 millones diarios en el mundo; plásticos que tardan 100 años en degradarse. Y ante ello, los integrantes de Comisión de la Permanente exhortarán a las autoridades federales y locales para que continúen las acciones que implementa la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) de la campaña “Sin popote está bien” (de plástico), toda vez que fomenta la concientización entre la población de la problemática ambiental que representa el uso de plásticos como el popote. El dictamen de punto de acuerdo, también reconoce a la Semarnat y a la Sociedad Cooperativa Trabajadores de Pascual S.C.L, por la implementación de medidas para erradicar el uso de popotes de plástico en sus productos, acciones que contribuyen al medio ambiente… NOS LEEREMOS LA PRÓXIMA ENTREGA…