Con el propósito de simplificar la función inspectiva y brindar mayor certeza al sector restaurantero y hotelero, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social y la Comisión Ejecutiva de la Cámara Nacional de la industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (CANIRAC) firmaron la actualización del Protocolo de Inspección en la materia.

Roberto Campa Cifrián, titular de la STPS, indicó que este convenio beneficia principalmente a los más de 2 millones de trabajadores en este sector, toda vez que obliga a los empresarios a brindar capacitación continua y revisión periódica de su estado de salud; además de que los centros de trabajo cuenten con las medidas de seguridad en las instalaciones.

El “Protocolo de Inspección en materia de Seguridad e Higiene, Capacitación y Adiestramiento y Condiciones Generales de Trabajo, para Restaurantes, Restaurante-Bar y Hoteles” integra la NOM-033-STPS-2015, que refiere a las condiciones de seguridad para realizar trabajos en espacios confinados y la NOM-034-STPS-2016 sobre las condiciones de seguridad para el acceso y desarrollo de actividades de trabajadores con discapacidad.

En su intervención, Jorge Aguilar Montaño, Director General de Inspección Federal del Trabajo, indicó que el Protocolo contempla los lineamientos para verificar la autenticidad de la inspección y de la persona que la realiza.

“En el portal http://conocetuinspector.stps.gob.mx/ en el apartado Valida tu inspección, se encuentra la orden de inspección y la guía de derechos y obligaciones que presenta el Inspector Federal del Trabajo”.

Asimismo, Francisco A. Fernández, Presidente de la CANIRAC, reconoció el esfuerzo para homologar y pasar de mil 500 a 116 normas, además de dar claridad a las definiciones y al sistema aleatorio de inspección.

“Estamos haciendo algo que facilita a todos los restaurantes en el País a que podamos cumplir. La industria restaurantera está sumamente regulada, contamos con alrededor de 400 reglas a observar y eso hace que rengamos una vigilancia constante”.

Entre los criterios actualizados se encuentran: aclarar que un cuarto de máquinas en un sótano no se considera espacio confinado; se integra la motivación de las visitas cuando se tenga conocimiento de accidentes; se contempla que “El inspector al efectuar la revisión de los puntos que contempla la orden de inspección, considerará como válido la evidencia que le presenten tanto en medios electrónicos como por medios escritos (físicos), según sea el caso”.