El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) llamaron al próximo gobierno federal para que revise el modelo educativo, a fin de que tome en cuenta las características y necesidades de niños indígenas y afrodescendientes.

Lo anterior, porque de acuerdo al análisis “Panorama Educativo de la Población Indígena y Afrodescendiente”, a pesar de los esfuerzos en materia educativa en el país, la población indígena mexicana presenta un rezago educativo de tres décadas respecto a la población en general, y la quinta parte es analfabeta.

La consejera de la Junta de Gobierno del INEE, Sylvia Schmelkes del Valle, expuso que ya hubo un primer encuentro con representantes del próximo gobierno federal en materia educativa a quienes le presentaron su propuesta de atención educativa a la población indígena.

“Actualmente ya es una propuesta de política de educación intercultural para todos y especialmente para la población indígena. Tendríamos la esperanza de que esas directrices fueran tomadas en cuenta con mayor ímpetu en la nueva administración”, expuso.

A su vez, la oficial nacional de Educación de Unicef México, Paola Gómez Espinoza, dijo que es necesario que el nuevo gobierno revise el modelo educativo para hacerlo intercultural bilingüe para facilitar el acceso, permanencia, conclusión y aprendizaje de los indígenas, así como promover la conservación de lenguas originarias.

“Es fundamental contar con plan de formación docente y materiales como compatibles con la cultura de los pueblos indígenas y desarrollarse en su propia lengua”, refirió.

Agregó que la población hablante de lengua indígena requiere más atención debido a que está más expuesta a sufrir desigualdades educativas a lo largo de su vida.

El estudio fue presentado este jueves por el INEE y por la UNICEF, en el marco del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, donde se expone que uno de cada 10 mexicanos es indígena y su grado educativo llega apenas a primaria, mientras que la población general concluye la secundaria.

Schmelkes del Valle detalló que la pobreza y la falta de oferta educativa para los indígenas son dos de los principales factores que mantienen esta situación.

Refirió que si bien hay avances y la desigualdad educativa disminuye, el sistema educativo debe ser equitativo con la población, sobretodo atender a la más vulnerable como la indígena, con maestros bilingües.

El estudio también dio a conocer que 1.2 por ciento de la población se autodenomina afrodescendiente, 6.9 por ciento es analfabeta y aunque tienen menos rezago que los indígenas piden justicia, reconocimiento y desarrollo.