El gobierno capitalino puso en marcha el Centro de Control de Confianza, encargado de los procesos de evaluación para nuevo ingreso, promoción, permanencia y portación de arma de fuego del personal de áreas adscritas a la Secretaría de Seguridad Pública, Procuraduría General de Justicia y el Sistema Penitenciario.

En un comunicado se informó que este centro de confianza está ubicado en la calle Cerrada Sur de los Cien Metros, colonia Nueva Vallejo, delegación Gustavo A. Madero, y sus instalaciones cuentan con el equipo necesario y técnico para llevar a cabo su labor, así como con expertos en psicología, poligrafía y toxicología.

Durante la inauguración, el jefe de Gobierno, José Ramón Amieva Gálvez, afirmó que la confianza de la población en sus elementos de justicia debe ser correspondida, por ello estas nuevas instalaciones permiten dar certeza de los valores, habilidades y conocimientos del personal que trabaja en diversas áreas de seguridad capitalina.

Reiteró que el trabajo conjunto entre las instancias de seguridad pública y procuración de justicia del ámbito local y federal son esenciales para continuar con acciones en contra de la delincuencia.

Luego de reconocer el trabajo de quienes laboran en alguna institución de justicia local, recorrió el centro y dio el banderazo de salida a seis vehículos 4×4, nueve patrullas, dos lanchas, dos camionetas y 23 motocicletas para labores de vigilancia y seguridad.

En su oportunidad el secretario de Seguridad Pública capitalina, Raymundo Collins Flores, aseguró que es un centro que tiene la capacidad para atender hasta 450 personas diariamente en evaluaciones toxicológicas, medicas, psicológicas, poligráficas, de entorno social y situación patrimonial, con 235 cámaras de vigilancia que darán certeza a cada uno de los procedimientos.

El secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, Álvaro Vizcaíno Zamora, afirmó que este centro de control es el más grande del país y su capacidad operativa es muy importante, porque se va a construir la confianza entre la ciudadanía y los policías que deben servirles.

La directora general del Centro de Control de Confianza, Rocío Castellanos Hernández, indicó que la labor de las instalaciones, adscritas a la SSP, es primordial para dar certeza a la población de que el personal encargado de bridarle seguridad ha sido evaluado bajo estrictos criterios establecidos en la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública.