La dirigente nacional del PRI, Claudia Ruiz Massieu, aseguró que no hay tema prohibido ni vetado en el ejercicio de deliberación que llevan a cabo los priistas, de cara a la reforma del partido.

Se comprometió a consolidar una cultura democrática en el interior de su organización política, ante el reclamo que más ha escuchado de la militancia en sus diálogos con las bases.

“Porque el reclamo que más he escuchado en mis diálogos con la militancia es su legítimo deseo de democracia interna, me he propuesto como objetivo y aportación a mi partido consolidar una cultura democrática”, afirmó la también senadora.

Al encabezar en la ciudad de Monterrey un Diálogo con la Militancia, aseguró que asume el compromiso de integrar un Comité Ejecutivo Nacional (CEN) paritario, en el que las mujeres y los hombres tengan el mismo número de posiciones.

En el encuentro, que se realizó en las instalaciones del Comité Directivo Estatal (CDE) de Nuevo León, Ruiz Massieu Salinas garantizó que no hay tema prohibido ni vetado en el ejercicio de deliberación que realizan los priistas, de cara a la reforma del partido.

Ruiz Massieu Salinas estuvo acompañada por el secretario de Organización del CEN, Héctor Gutiérrez de la Garza; el dirigente estatal priista, Pedro Pablo Treviño, y los alcaldes electos de Monterrey y Guadalupe, Adrián de la Garza y Cristina Díaz.

Afirmó que el PRI y sus militantes no tienen miedo a decir las cosas, porque en un partido tan grande y diverso no puede haber unanimidad, por lo que todas las opiniones de la militancia son bienvenidas.

Fuente: NTX