“Era un rey de chocolate, con nariz de cacahuate ”

Canción infantil Cri-cri.

 

Por Mina Moreno

Ciudad de México

20/02/2019

 

No cabe duda que ser líder sindical es rentable y un muy buen negocio, para muestra un botón.

 

El 19 de febrero se publicó una serie de fotografías, en donde se advirtió a cierto líder sindical en Costa Rica, la historia es así

 

Gilberto González el autoproclamado por dos años más líder sindical del Poder Judicial de la Federación, junto con su delfín Germán Briseño, se  fueron juntos y tomaditos de la mano,  de paseo a Costa Rica, para eso sirven las cuotas sindicales.

 

El rey de chocolate junto con su delfín sostuvo una entrevista con el chileno Pablo Saavedra Secretario de la Corte Interamericana.

 

Si, su objetivo, es litigar desde este momento a nivel internacional la Ley de Remuneración de los Servidores Públicos, impulsada por el Presidente Andrés Manuel, han errado el camino, como siempre no dan una, en  cuestiones jurídicas, ni menos en litigios internacionales.

 

Y, es sencillo porque no se han agotado en el país, todos los recursos, debemos recordar que la Suprema no ha resuelto los amparos promovidos contra la ley.

 

Además, primero se debe acudir a la Comisión Interamericana, de la mano de una ONG -organización no gubernamental-

 

¿Así o más claro?

 

Lo de Gilberto González y su delfín,  es una vez, una burla para la base trabajadora, quienes pagan sus lujos y extravagancias.

 

Creo sinceramente debe impulsarse una ley que permita sean auditados los sindicatos, obligaría a justificar los gastos de sus líderes y no sentirse Reyes sin corona, dándose vida de ricos.

 

¿Hasta cuando Gilberto González seguirá abusando de la base trabajadora?

 

Y cuidado porque todo indica que ya eligió delfín Germán Briseño para continuar con vampirismo puro chupando las cuotas sindicales a los trabajadores del PJF.

 

 

serieys@hotmail.com

Facebook: Justicia para Todos